Cáceres acogerá el estreno de "Las vacaciones de Josefa", con María Luisa Merlo

  • Cáceres, 15 abr (EFE).- "Un melodrama para morirse de risa" es el eslogan que definiría perfectamente la obra "Las vacaciones de Josefa", según su director, Jaime Azpilicueta, que se estrenará a nivel nacional el próximo sábado, 17 de abril, en Cáceres, con María Luisa Merlo como protagonista, acompañada de Carlos Lozano y Belinda Washington.

Cáceres acogerá el estreno de "Las vacaciones de Josefa", con María Luisa Merlo

Cáceres acogerá el estreno de "Las vacaciones de Josefa", con María Luisa Merlo

Cáceres, 15 abr (EFE).- "Un melodrama para morirse de risa" es el eslogan que definiría perfectamente la obra "Las vacaciones de Josefa", según su director, Jaime Azpilicueta, que se estrenará a nivel nacional el próximo sábado, 17 de abril, en Cáceres, con María Luisa Merlo como protagonista, acompañada de Carlos Lozano y Belinda Washington.

Azpilicueta, que ha adaptado la obra del francés Dany Laurent, ha explicado hoy en una rueda de prensa que se trata de una historia en la que se pasa rápidamente del llanto a la risa y al revés.

Un terrible melodrama y una ingeniosa comedia se unen en esta obra, según su director, en la que se da una sucesión de situaciones límite que no tienen otro objetivo que hacer reír al espectador.

Merlo interpretará en el Gran Teatro de Cáceres a una madre soltera abandonada por su novio hace más de 30 años, mientras que el papel de un hijo demasiado guapo, a punto de tener un problema con Hacienda y con su corazón, corre a cargo de Carlos Lozano.

La esposa neurótica de éste, cansada de las infidelidades de su marido y a punto de envenenarlo, es Belinda Washington.

Merlo, que no ha querido desvelar muchos aspectos de su personaje para que sea una auténtica sorpresa, ha adelantado que es un papel muy rico que "supone todo un reto".

Su personaje cambia constantemente de la realidad a la ficción y al revés, por lo que, a su juicio, es uno de los más complicados que he hecho.

Washington representa a una mujer triste, celosa, una víctima, que muy poco se parece a ella, según la actriz.

"Yo soy todo lo contrario -ha indicado-, soy una persona muy alegre".

Lozano, por su parte, representa a un hombre de negocios, con una vida acomodada, pero que tiene una mujer que no le entiende.

Por ello, según el actor, la vida de ambos no es ni más ni menos que el reflejo de "lo que pasa en muchas parejas, que no se llevan bien".