Denuncian el trato vejatorio a los animales del Gran Circo Mundial, con espectáculo del 3 al 12 de abril

GRANADA, 30 (EUROPA PRESS) El Colectivo andaluz contra el maltrato animal y medioambiental (Cacma) ha denunciado hoy ante la Delegación de la Consejería de Agricultura y Pesca en Granada el trato vejatorio a los animales del Gran Circo Mundial, con espectáculo en la capital del 3 al 12 de abril próximos. En la denuncia, a la que tuvo acceso Europa Press, Cacma expone que el circo vulnera la Ley de Protección Animal en cuanto a las medidas higiénico-sanitarias y de transporte de los animales y además señala la "sospecha" de que carece de la documentación necesaria. El colectivo recuerda que la Ley 11/2003 de protección de los animales prohíbe "emplear animales en exhibiciones, circos, publicidad, fiestas populares y otras actividades si ello supone para el animal sufrimiento, dolor u objeto de tratamientos antinaturales". En ese sentido Cacma incide en que "además del sufrimiento y el dolo que puedan sentir los animales por el mero hecho de verse privados de libertad y alejados de su hábitat natural" supone para ellos un tratamiento antinatural comportamientos como "montar e triciclo o patines, tañer instrumentos o bailar, sortear obstáculos, intervenir en números de adivinación u otras habilidades, marchar en hilera apoyados unos en otros o asidos por la cola, subirse sobre taburetes, dar volteretas o realizar ejercicios en trapecio". "En realidad, desde el momento en que los animales son expuestos a la curiosidad del público ya se está atentando contra su dignidad y su carácter, pues todo dentro del circo es antinatural y traumático para ellos", consta en el documento. Asimismo el colectivo apunta que en los circos con animales "es de difícil cumplimiento si no imposible" la adecuación de las instalaciones a las necesidades de cada una de las especies, por lo que solicita, además del cumplimiento de las leyes en este tipo de espectáculos, la incoación de un expediente sancionador al Gran Circo Mundial por la comisión de una falta "muy grave" de la ley mencionada con la consiguiente adopción de las medidas cautelares que procedan. También pide que se elabore un informe en el que se dé cuenta del trato al que son sometidos los animales durante el espectáculo, puesto que en él son "vociferados, fustigados y golpeados".