Emilio Sagi estrena su visión pop de "Las Hadas", ópera onírica de Wagner

  • París, 26 mar (EFE).- El director de escena español Emilio Sagi estrena mañana en el Teatro del Châtelet su visión pop de "Die Feen" (Las Hadas), ópera de juventud que Richard Wagner (1813-1883) creó en 1833 para hablar de uno de sus temas primordiales, el amor absoluto.

Emilio Sagi estrena su visión pop de "Las Hadas", ópera onírica de Wagner

Emilio Sagi estrena su visión pop de "Las Hadas", ópera onírica de Wagner

París, 26 mar (EFE).- El director de escena español Emilio Sagi estrena mañana en el Teatro del Châtelet su visión pop de "Die Feen" (Las Hadas), ópera de juventud que Richard Wagner (1813-1883) creó en 1833 para hablar de uno de sus temas primordiales, el amor absoluto.

La expectación es máxima ante esta obra inédita en Francia, para la que toma la batuta Marc Minkowski, y que ha sido rara vez escenificada desde que se estrenó en Alemania en 1888, cinco años después de la muerte del compositor.

Para Sagi, director del Teatro Arriaga de Bilbao, ésta es la tercera incursión en tres años en el Châtelet, donde conquistó al público el pasado mes de mayo con la Zarzuela "La Generala", de Amadeo Vives; y en 2006 con "El Cantor de México", de Francis López.

"Las Hadas" es también una de las pocas obras de Wagner de su historial, aunque el director asturiano dirigió el primer "Tristan" que cantó Montserrat Caballé en el Liceu de Barcelona, en 1989.

Era "muy joven" y no le quedó un excelente recuerdo de aquel Wagner tan ajeno entonces a su universo personal, según comenta en la página Web del Teatro parisino.

Sin embargo, ahora, la propuesta de montar "Las Hadas" -segunda ópera de Wagner que la escribió con 20 años- junto a Marc Minkowski, le entusiasmó y considera que "llegó en el buen momento".

En busca de "un buen resultado", ambos colaboraron durante mucho tiempo para dar vida a una ópera que en Francia sólo se escuchó una vez, por la radio, en 1968.

Se limitaron a trabajar con la partitura de Wagner, algo que, según destacó Sagi en una entrevista con Efe, tiene sus desventajas, pero también, entre otras, la ventaja de que ningún espectador tiene una imagen de la obra en su memoria.

En "Las Hadas", Sagi tiene la responsabilidad de poner imágenes a una historia lírica inédita y complejísima, a veces contradictoria.

Lo hizo con el objetivo de darle una estética pop, inspirada en particular en el trabajo de artistas como Jeff Koons (1955) y Dan Flavin (1933-1966).

"Las Hadas" trata del amor rotundo e iniciático que el príncipe Arindal siente por Ada, ser inmortal que renuncia a la eternidad para morir junto a su amado, a condición de que éste sea capaz de superar las terribles pruebas que su padre, el Rey de las Hadas, piensa imponerle.

El director español dijo haber penetrado en ese mundo onírico 'pos-pop' -lleno "de colores e imágenes muy fuertes" y elementos escénicos monumentales- por la puerta de su título, "Las Hadas", gracias a una reflexión sobre el significado de esa palabra y sobre el sentido que puede tener hoy la "inmortalidad".

Ser inmortal, explicó a Efe, es ver la vida "con mucha imaginación", de ahí el interés de la pieza para el director que está convencido de que el amor mueve montañas más allá de toda "grisura".

Sagi dijo no comprender por qué esta obra de juventud de Richard Wagner, que anuncia ya óperas como "Tannhäuser", "Lohengrin" o "Tristan", ha sido hasta ahora tan poco representada, pues es "excelente".

Aunque reconoció que es preciso "hacer un poco de abstracción" con la historia que aborda, esos mundos oníricos poblados de mujeres inmortales.

La solución, para él, consistió en concentrarse en la idea maestra de la pieza y de su compositor, "el amor intenso y capaz de vencer cualquier obstáculo", sentimiento que Wagner desarrolló en todas las obras que siguieron.

Los intérpretes de 'Ada' serán en alternancia Christiane Libor y Deborah Mayer, y de 'Arindal', William Joyner y David Curry, y la orquesta será la de los Musiciens du Louvre-Grenoble.