La Fura dels Baus regresa a Zaragoza con un teatro de texto y reflexión

  • Zaragoza, 16 abr (EFE).- La Fura dels Baus regresa mañana a Zaragoza con la obra "Boris Godunov", una representación teatral alejada de su peculiar espectáculo "cañero" y físico, basada en el texto "a la italiana" y que invita al público a la reflexión.

La Fura dels Baus regresa a Zaragoza con un teatro de texto y reflexión

La Fura dels Baus regresa a Zaragoza con un teatro de texto y reflexión

Zaragoza, 16 abr (EFE).- La Fura dels Baus regresa mañana a Zaragoza con la obra "Boris Godunov", una representación teatral alejada de su peculiar espectáculo "cañero" y físico, basada en el texto "a la italiana" y que invita al público a la reflexión.

Desde mañana y hasta el domingo día 19, la Fura dels Baus representará en el Teatro Principal de la capital aragonesa, bajo la dirección de Alex Ollé, una adaptación de David Plana de la obra "Boris Godunov", de Pushkin, que tiene como punto de partida el secuestro del teatro Dubrovka de Moscú por parte de un grupo terrorista checheno en el año 2002.

Sin embargo, como ha explicado el actor Pedro Gutiérrez en rueda de prensa, el espectáculo de esta compañía no tiene una identificación física territorial y se sale del realismo de los sucesos de Rusia, porque les hubiera obligado a una investigación profunda sobre ese conflicto y "a resolver algo que está sin resolver".

Con este trabajo, la Fura sigue utilizando todo el espacio del recinto en el que representa la obra, desde el escenario al patio de butacas y el vestíbulo pero los espectadores no van a encontrar a la Fura "cañera o de cuerpos desnudos" a la que están acostumbrados y las interacciones con el público, salvo "en escasos momentos y puntualmente" va a ser intelectual y de reflexión.

Por eso el espectáculo cambia en función del escenario en el que se representa y el tipo de público que asiste porque, según el actor, que interpreta al líder de los insurgentes, la respuesta es diferente si se representa en Vitoria o en Córdoba porque pueden influir las connotaciones políticas de cada territorio.

Como ha explicado Gutiérrez, el público verá, por un lado, una obra de teatro y, por otro, la irrupción de un grupo armado y una crisis de gobierno cuando se negocia con los insurgentes. Pasa de ser un sujeto pasivo a uno activo porque se le increpa y asiste a una especie de gabinete de crisis.

El objetivo es que el espectador pueda ver y tomar partido libremente y decidir de qué manera se va resolviendo la situación, ha explicado Gutiérrez, quien ha señalado que "si el público se siente secuestrado o se pone en la piel de alguno de los personajes" sería todo un logro.

En el texto utilizan declaraciones del guerrillero Che Guevara, del ex presidente de los EEUU George W. Bush, del actual dirigente de la república francesa Nicolás Sarkozy y de la periodista rusa asesinada Anna Politkovskaya, quien ejerció de mediadora en el asalto al teatro.

Sin embargo, en la obra solo se utilizan dos personajes reales que intervinieron en el conflicto, Politkovskaya y una de las insurgentes, también actriz.

Gutiérrez ha hablado también de su personaje, sobre el que siente "enorme respeto y agradecimiento", porque puede ser "negativo o positivo" en función de la mirada del público y del que, a pesar de documentarse, leer biografías e informarse, siente que "no está a la altura" por la dificultad que genera ponerse en el papel de alguien que está "al límite" y sabe que "va a jugarse la vida".

Respecto al cambio que ha experimentado la Fura, que ha pasado "del grito a la palabra", Gutiérrez lo ve como una evolución de una compañía que tiene seis directores, que busca nuevas formas de expresión y que en este caso les ha dado buen resultado y les "enorgullece" porque ha permitido además contar con un público que va desde adolescentes a gente mayor que hasta ahora les parecían personales "solo físicos".

La Fura regresa mañana a España después de dos meses de gira por Italia y casi doscientas representaciones que les han llevado también por Alemania, Suiza y Taiwan. Tienen pendiente Portugal, Brasil y México.