La Naturaleza y la introspección, protagonistas de Valencia Escena Oberta

  • Valencia, 11 feb (EFE).- La séptima edición del festival Valencia Escena Oberta (VEO) ofrece durante doce días diecisiete propuestas artísticas experimentales protagonizadas por la Naturaleza y la introspección y destinadas tanto a viandantes como a espectadores, que desde hoy pueden escuchar el mar dentro de una caracola fallera o aislarse en el desasosiego de la muerte.

La Naturaleza y la introspección, protagonistas de Valencia Escena Oberta

La Naturaleza y la introspección, protagonistas de Valencia Escena Oberta

Valencia, 11 feb (EFE).- La séptima edición del festival Valencia Escena Oberta (VEO) ofrece durante doce días diecisiete propuestas artísticas experimentales protagonizadas por la Naturaleza y la introspección y destinadas tanto a viandantes como a espectadores, que desde hoy pueden escuchar el mar dentro de una caracola fallera o aislarse en el desasosiego de la muerte.

Calles, museos, jardines y teatros repartidos por toda la ciudad son un año más el escenario de la experimentación artística que propone la Fundación VEO en colaboración con el Ayuntamiento, que destina este año un presupuesto de 950.000 euros.

Para esta edición, el festival ha programado dos actividades que denomina "unicelulares" y que se caracterizan por el acceso personalizado a las instalaciones, lo que según la organización repercutirá en una menor afluencia de público que en años anteriores aunque eso "no preocupa demasiado".

Son los casos de "Caracola" y "El blanco de las cosas y la sangre", los primeros espectáculos que pueden disfrutarse desde esta mañana.

El primero, situado en medio de la plaza del Patriarca y obra de Marisa Falcó y Paco Pellicer, es una gran caracola artesana de madera construida con técnicas falleras del siglo XIX, que descansa sobre un lecho de arena playera y que acoge en su interior una silla rústica y unos auriculares con cuatro minutos de sonidos marinos.

Concebida como un medio para un viaje introspectivo, la caracola está rodeada de cuatro "microespacios" artísticos realizados por alumnos de Bellas Artes, que juegan con el hábitat natural de la plaza para convertirla en un museo experimental al aire libre.

En otro punto de la ciudad, el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM) alberga la videoinstalación "El blanco de las cosas y la sangre", de Mateo Feijoo, que hoy ha colgado ya el cartel de "completo" con una treintena de pases de veinte minutos cada uno.

En declaraciones a EFE, Feijoo defiende su proyecto como un trabajo "muy íntimo" en el que la soledad, las emociones y las religiones giran en torno a la muerte a través de diez minutos de película -con auriculares que sumergen en la Naturaleza- y una instalación fúnebre, donde una corona de flores y un ágape dan una macabra bienvenida artística al imaginario emocional de este gallego de 39 años empeñado en que el espectador "se sienta solo, aislado".

Entre hoy y mañana, la compañía portuguesa Circolando ofrece en el Teatro El Musical "Cavaterra" su recreación multidisciplinar de una antigua mina abandonada en el Alentejo, mientras el Circo Gitano Romanés franco-húngaro presenta en los Jardines de Viveros, hasta el próximo martes, "Les oiseaux sont les gitanes du ciel".

El VEO reunirá también durante los próximos días a Roos van Geffen con "Inmens", al Teatro delle Ariette con "Bestie" y a Patricia Portela con "O banquete" dentro del bloque "Discursos vitales".

Estos espectáculos acercarán a los espectadores a miradas que van desde una fiesta italiana hasta un circo clásico compuesto por una gran familia, un viaje "íntimo y vertical al aire libre" o un banquete en el que desde la perspectiva biológica se dialoga con el concepto de clon.