Los birmanos disfrutan de su única oportunidad de salir a la calle en el Año Nuevo

  • Bangkok, 15 abr (EFE).- Millones de birmanos disfrutaron de la única oportunidad que gozan cada año de salir en libertad a la calle durante la celebración del Thingyan o Año Nuevo budista, conocida como la "fiesta del agua".

Los birmanos disfrutan de su única oportunidad de salir a la calle en el Año Nuevo

Los birmanos disfrutan de su única oportunidad de salir a la calle en el Año Nuevo

Bangkok, 15 abr (EFE).- Millones de birmanos disfrutaron de la única oportunidad que gozan cada año de salir en libertad a la calle durante la celebración del Thingyan o Año Nuevo budista, conocida como la "fiesta del agua".

En una nación donde cualquier reunión de más de cinco personas está terminantemente prohibida, los ciudadanos aprovecharon la ocasión para teñirse el pelo y mojarse unos a otros con pistolas de agua, informaron hoy los medios tailandeses.

Los festejos, cuya jornada principal transcurrió ayer, arrancaron el pasado lunes y terminan el jueves, al igual que en Camboya, Laos y Tailandia.

En Rangún, la antigua capital y mayor ciudad del país, las avenidas fueron tomadas por bandas de música y birmanos de todas las edades calados hasta los huesos por la "lluvia" que caía desde los balcones de las casas.

Muchos residentes ahorran durante un año para poder alquilar un coche con motivo del Thingyan, el gran evento del año en un país de profundas convicciones budistas.

Por su parte, las autoridades se empeñaron en preservar el decoro en el vestido, sobre todo en las jóvenes birmanas después de que algunas fueron sorprendidas llevando bikinis y faldas cortas por el intenso calor.

A través de los medios estatales, la Junta Militar recordó a los birmanos que no deben excederse en las celebraciones y aprovecharlas para provocar disturbios, mientras miles de agentes de los servicios de inteligencia fueron desplegados para controlar a las masas.

El régimen se negó a que en la verbena participara la líder opositora y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, bajo arresto domiciliario desde 2003, y cuya vivienda estuvo aún más vigilada de lo habitual por los soldados.

Birmania es una dictadura militar desde 1962.