Maazel seguirá dos años más como director musical del Palau de les Arts para no dejar a la Orquestra "sin guía"

El maestro acepta una reducción "importante" de sus honorarios y aumenta el número de funciones por temporada a 24

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

El maestro estadounidense Lorin Maazel continuará dos años más, hasta la temporada 2010-2011, como director musical del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia. El músico revoca así su decisión, anunciada el pasado mes de julio, de no renovar su contrato con el teatro de ópera valenciano para centrarse en su propio festival en Virginia (Estados Unidos) y lo hace, explicó, porque "no podía dejar sin guía ni protector" a la Orquestra de la Comunitat Valenciana, que él mismo ha formado.

La continuidad de Maazel fue dada a conocer hoy en una rueda de prensa en la que, además del maestro, estuvieron presentes la consellera de Cultura, Trini Miró, y la intendente del Palau, Helga Schmidt.

Sobre las condiciones con las que el director contará en esta nueva etapa, Maazel adelantó que dirigirá dos nuevas óperas por temporada además de la reposición de algunos de los títulos con los que ha conseguido más éxito y la posibilidad de estrenar su obra '1984'. En total, tomará la batuta en 24 funciones por ejercicio entre óperas y conciertos, lo que supone un incremento respecto a las 17 que establecía su contrato.

En cuanto a su sueldo, Maazel informó de que ha aceptado una "reducción bastante importante y considerable" en sus honorarios de la primera etapa, --que una auditoría realizada por una empresa externa y publicada en prensa situaba en torno a los cuatro millones y medio de euros por las tres temporadas-- puesto que es "sensible", dijo, "a la situación general de todos".

No obstante, el director sostuvo que "históricamente en los tiempos de crisis la función de las artes es aliviar a las gentes y ofrecerles algo para que estén más tranquilas". "No hay una enfermedad internacional que nos impida continuar; todo sigue en marcha, no veo por qué no lo va a hacer el teatro", aseveró.

Sobre sus retos en esta nueva etapa, comentó que, además de mantener el "nivel de calidad y excelencia", apostará por atraer al público joven, que "no esta sólo satisfecho con el rap o el rock y que está dispuesto a acudir a la ópera si hay una buena dirección musical y escénica".

En su intervención, Maazel confesó que se encuentra en el Palau "por casualidad" y que si hace dos días le hubieran dicho que iba a renovar no se lo hubiera creído. Pero agregó que, al darse cuenta de que la Orquestra de la Comunitat no tenía director --tras no materializarse las conversaciones iniciadas con Riccardo Chailly-- decidió de que no podía dejar a la formación "sin guía ni protector".

Por ello, ha optado por aprovechar parte del tiempo que había reservado para la composición --al tener previsto dejar sus compromisos con Valencia y la Filarmónica de Nueva York-- para "encajar horarios y poder compatibilizar" su labor en el coliseo valenciano con la puesta en marcha de su festival de cámara en Castelton (Virginia), que arrancará el próximo mes de julio.

Maazel declaró que, aunque no es "de origen latino", es una persona a la que le afectan "muchísimo los sentimientos", razón por la cual la resolución de dejar el Palau de les Arts le había causado una "gran tristeza". Al respecto, destacó que el coliseo "no cuenta sólo con una gran orquesta, sino también con un coro de alta calidad y una compañía con la que es muy grato trabajar".

También aludió a sus amistades con el equipo de administración de la institución y el apoyo de los representantes políticos, tanto del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, como de la consellera Trini Miró. Finalmente, destacó el público valenciano, "el más cálido" que ha conocido en el terreno de la ópera, afirmó.

Por su parte, Helga Schmidt le agradeció "esfuerzo" realizado para asumir este compromiso y subrayó la importancia de que el artista vaya a dirigir más de 20 funciones por temporada, "algo que no pueden decir todos los teatros", recalcó.

AGRADECIMIENTO A CHAILLY

Sobre el director que había sonado como sustituto de Maazel, Riccardo Chailly, comentó que por motivos de salud éste no pudo llevar a cabo el concierto con la Orquestra de la Comunitat programado el pasado 17 de abril y que debía servir como "inicio de su relación" con la formación musical. En este punto, la intendente agradeció "muy francamente" a Chailly su "disposición e interés por trabajar con la Orquestra de la Comunitat".

La consellera de Cultura, Trini Miró, incidió en la "sensibilidad" que ha tenido Maazel a la hora de escuchar a los músicos de la Orquestra, "que seguro que le han pedido que no se vaya porque sin él la calidad peligraba un poco".

"Como un buen padre de la orquesta has querido arroparla a ella y a todos los que amamos la música", sentenció Miró, que celebró que en Valencia "tenemos el mejor lugar para hacer ópera, la mejor orquesta y el mejor director".