Borja Cobeaga presenta 'Pagafantas', una historia "realista" y sobre "el lado patético de la vida"

MÁLAGA, 24 (EUROPA PRESS)

El XII Festival de Málaga-Cine Español presentó hoy otro de los largometrajes que compiten dentro de la sección oficial a concurso, 'Pagafantas', de Borja Cobeaga, una historia "realista" que trata "el lado patético de la vida".

La cinta está protagonizada por Gorka Otxoa y Sabrina Garciarena y cuenta con la participación de Julián López, Óscar Ladoire, Kiti Manver, María Asquerino, Bárbara Santa Cruz, Ernesto Sevilla y Michael Brown, entre otros. El estreno tendrá lugar el 3 de julio.

'Pagafantas' muestra la historia de una peluquera con ganas de practicar y un chico con ganas de agradarla. El resultado es un montón de peinados absurdos que él soporta porque está enamorado de ella, aunque no es correspondido. La joven tiene unos sentimientos y cree que hay dos tipos de chicos: a los que deseas y los que te pagan las fantas.

Se cuenta la historia de un chico que ha escuchado muchas veces aquella frase de 'te quiero, pero sólo como amigo', aunque cree que si tiene paciencia, ella se dará cuenta de que están hechos el uno para el otro, aunque la paciencia tiene un límite.

El filme refleja un drama social actual, aunque en forma de divertida comedia, como explicó Cobeaga en rueda de prensa. Asimismo, indicó con humor que él ya ha huido de ser un 'pagafantas' y recomendó a todo el mundo que se sienta así que huya.

Por otro lado, comentó que elige el lado patético de la vida porque "todos somos patéticos". "El patetismo es democrático, llega a todo el mundo", afirmó entre risas, al tiempo que concretó que ha tratado de buscar un equilibrio entre lo cruel y lo tierno dentro de la película.

En cuanto al guión, explicó que le gusta hacerlo "muy cerrado", pero quiere que los actores lo hagan suyo. Con respecto a si se ve mejor en el papel de director o de guionista, dijo que mejor en el primero.

Todos los actores destacaron lo divertido que fue rodar 'Pagafantas', hecha íntegramente en Bilbao, y Ladoire reflexionó sobre que la película no hace más que retratar "una tragedia del siglo XXI, que es cuando lo tienes todo para cubrir tus necesidades, pero te falta algo".