Cantona marca en la comedia de Ken Loach en Cannes

CANNES, Francia (Reuters) - La antigua estrella de fútbol del Manchester United Eric Cantona comparte un porro y algunos consejo de autoayuda con un cartero de mediana edad caído en desgracia en la nueva comedia de Ken Loach "Looking for Eric".

La película, que se exhibe en el festival de cine de Cannes, apunta un final alegre de Loach, un director más conocido por su dramas de compromiso social como "En un mundo libre" o "El viento que agita la cebada", que ganó el premio de Cannes en 2006.

"Hicimos un par de películas que eran realmente duras, así que pensamos que sería bueno hacer una película con una sonrisa en la cara", dijo en una rueda de prensa después de la proyección de la cinta.

Cantona, un jugador inspirado y rápido durante sus años de gloria en Manchester en los 90, muestra una inesperada vis cómica al compartir momentos y consejos vitales con su tocayo y admirador Eric Bishop.

Loach dijo que Cantona, que coprodujo la cinta y ha hecho una serie de películas desde que puso fin a su carrera como jugador hace más de una década, "actúa como un jugador de fútbol, con talento y creatividad".

La película juega con su imagen de genio impredecible dado a los pronunciamientos aforísticos cuando se aparece como por arte de magia en la casa con terraza de Eric para intentar restablecer la confianza de un hombre paralizado por los remordimientos del pasado.

"No soy un hombre, soy Cantona", declara en un momento excelente antes de coger una trompeta y ofrecer una actuación dudosa de "La Marsellesa".

"Me gusta mucho", dijo Cantona. "Me gusta jugar con todo eso, me gusta reírme de mí mismo. Es un arma".

CONFIANZA

La película, que participa en la sección oficial de Cannes, fue muy aplaudida y, después de años de éxitos de crítica, "Looking for Eric" puede traerle a Loach la clase de popularidad que le ha sido esquiva hasta ahora.

"Al final, sólo tienes que contar la historia con toda la honestidad que puedas y esperar que conecte con la gente. Hasta ahora, la película parece que conecta con el público", dijo.

"Seguramente los distribuidores han tenido muchísima confianza en ella y hemos hecho muchas más copias en Reino Unido de lo que habíamos hecho antes".

Pero a pesar del tono ligero de comedia, Loach no ha renunciado a su creencias socialmente comprometidas que han caracterizado su trabajo desde los años 60 y la anécdota de Cantona relatando cómo es el trabajo en equipo y la cooperación es una de las claves de la película.