Coixet presenta "Mapa de los sonidos de Tokio" en Cannes

CANNES, Francia (Reuters) - Isabel Coixet presentó el sábado su última cinta, "Mapa de los sonidos de Tokio" en el festival de cine de Cannes.

La de Coixet fue una de las estilizadas películas proyectadas en Cannes en las que confluyen Oriente y Occidente que hicieron abandonar las salas a algunos espectadores en un Festival de Cine de Cannes que llega a su fin.

"Mapa de los sonidos de Tokio" y "Enter the Void", de Gaspar Noe, un viaje al más allá provisto de drogas, enfrentan a occidentales que en la capital nipona están fuera de lugar con la muerte y el significado de la existencia.

"Visage", de Tsai Ming-Liang, viaja en la dirección opuesta y lleva al director taiwanés a París, donde intenta filmar la historia de Salomé en el Louvre utilizando un reparto que emula algunos de los momentos más grandes del cine francés.

Las tres favorecen una imagen visual asombrosa junto a un guión o caracterización convencional, pero el hecho de que muchos espectadores se salieran de los pases de prensa demostraron la dificultad que supone su seguimiento.

Coixet, una de las tres mujeres en la competición oficial, adopta una narrativa más convencional que las otras cintas presentadas el sábado, aunque juega muy bien con el escenario japonés.

La historia, de una hermosa trabajadora del mercado pescadero que lleva una doble vida como asesina a sueldo y que se enamora del comerciante español al que supuestamente tiene que matar, obtuvo una cálida respuesta por gran parte del público.

Mientras, el director francés Noe, cuya película "Irreversible" supuso un escándalo en 2002 por una tremenda escena de violación, adopta la perspectiva de un 'camello' estadounidense cuya alma perdida vaga por las brillantes calles de Tokio.

"Hago mis películas más como un pintor. Es la imagen lo que es extremadamente importante para mí", explicó Tsai en una rueda de prensa después del pase. "Todos mis esfuerzos van dirigidos a cómo puedo presentar mis escenas en términos de imagen", añadió.

El telón del festival caerá el domingo tras la entrega de la Palma de Oro a la mejor película pero, juzgando por la reacción del público y de la crítica, ninguna de las películas mostradas el viernes y el sábado parecen tener posibilidades de ganar.

Las apariciones de Jean-Pierre Leaud, que encendió Cannes hace 50 años como la estrella adolescente de "Los 400 golpes" de François Truffaut, y Jeanne Moreau, protagonista también de otro clásico de Truffaut, "Jules et Jim", en "Visage" subrayan el homenaje de Tsai al cine francés.

ESTE y OESTE

Además, el director hongkonés Johnnie To utilizó al cantante francés de rock Johnny Hallyday como protagonista de su thriller vengativo "Vengeance", lo que convirtió el choque entre el cine europeo y asiático en una característica del festival.

"Lo que es nuevo y diferente este año es que ya no es cuestión de 'ellos y nosotros' (cine asiático y europeo). Ya no hay una línea clara entre el cine asiático y el cine europeo", dijo el autor y crítico de cine Mark Cousins.

La imagen exuberante y característica de gran parte del cine asiático actual ha sido incorporado totalmente y los críticos que disfrutaron de las películas, entre ellos los que escriben en el diario Liberation, que se concentraron en este aspecto.