El argentino Manuel Ferrari compite con su primer filme en el Festival de Las Palmas

  • Las Palmas de Gran Canaria (España), 10 mar (EFE).- El director argentino Manuel Ferrari presentó hoy su primer largometraje, "Cómo estar muerto, como estar muerto", un filme en blanco y negro rodado en las calles del antiguo centro de Buenos Aires, en el Festival Internacional de Cine de la ciudad española de Las Palmas de Gran Canaria

El argentino Manuel Ferrari compite con su primer filme en el Festival de Las Palmas

El argentino Manuel Ferrari compite con su primer filme en el Festival de Las Palmas

Las Palmas de Gran Canaria (España), 10 mar (EFE).- El director argentino Manuel Ferrari presentó hoy su primer largometraje, "Cómo estar muerto, como estar muerto", un filme en blanco y negro rodado en las calles del antiguo centro de Buenos Aires, en el Festival Internacional de Cine de la ciudad española de Las Palmas de Gran Canaria

Ferrari, que compite con su película en la sección oficial del certamen, explicó en rueda de prensa que el argumento de su trabajo parte de los secuestros "express" ficticios que protagonizaban hace cuatro años en su país muchos jóvenes para obtener dinero de sus familiares y que siempre salían mal.

En este caso son tres jóvenes los protagonistas de su filme, con el que, aclaró, no tiene intención de enjuiciar a la juventud, a la que presenta con "personajes tontos" y unos diálogos, escritos por él mismo y por el guionista Nicolás Zukerfield, inconexos, a veces delirantes y en ocasiones improvisados.

Añadió que no ha querido hacer una película costumbrista, pese a que retrata una zona de la ciudad que ha caído en declive y que concentra en la actualidad salas de teatro y cine donde se representan musicales malos y películas pornográficas.

De esta zona dijo que sólo se salva la sala "Lugones" del Teatro General San Martín, que también sale en la película y que funciona como una filmoteca.

Ferrari señaló que tuvo la fortuna de que su película se estrenara recientemente en dicha sala y dijo que fue acogida por la crítica bonaerense con "piedad" e incluso por parte de los que hicieron las malas, pues estaban contentos.

Explicó que la película encontró muchos impedimentos para llevarse a cabo, entre ellos el económico que motivó su rodaje en blanco y negro.

Destacó que sin el apoyo de la Fundación Universitaria de Cine (FUC) de Buenos Aires, en donde imparte clases, no hubiera podido sacar adelante su filme, que se llevó a cabo en su laboratorio, y que al ser artesanal se ha conseguido alcanzar "contrastes muy grandes" en la fotografía de Fernando Lockett.

El coste de "Cómo estar muerto, como estar muerto" asciende a 5.000 euros (6.376 dólares), precisó el cineasta.

En cuanto al título, se trata de un juego de palabras porque las personas secuestradas no están ni vivas ni muertas, señaló Ferrari, quien abordó este trabajo tras rodar junto con otros once directores el largometraje "A propósito de Buenos Aires".