El Polifacético Juan Diego Botto regresa al cine argentino

  • Buenos Aires, 26 feb (EFE).- El polifacético actor argentino Juan Diego Botto vuelve al cine de su país de la mano de uno de los más reconocidos directores, Marcelo Piñeyro, y de un guión que le "entusiasmó", pero sigue abierto a nuevos proyectos, dijo hoy a Efe el dramaturgo.

El Polifacético Juan Diego Botto regresa al cine argentino

El Polifacético Juan Diego Botto regresa al cine argentino

Buenos Aires, 26 feb (EFE).- El polifacético actor argentino Juan Diego Botto vuelve al cine de su país de la mano de uno de los más reconocidos directores, Marcelo Piñeyro, y de un guión que le "entusiasmó", pero sigue abierto a nuevos proyectos, dijo hoy a Efe el dramaturgo.

Botto, actor, dramaturgo y director de escena, está a punto de empezar en Buenos Aires el rodaje de "Las viudas de los jueves" a las órdenes de Piñeyro, que ha reunido a algunos de los rostros más representativos de la generación de los "cuarentones" del cine argentino para esta película.

"Me entusiasmó el guión, me parece que es una historia muy bien escrita, y una metáfora no sólo de un momento y una clase social de un país, sino que se corresponde con la ceguera de toda la clase media", explicó Botto en una entrevista con Efe en Buenos Aires.

El actor comparte protagonismo con otros conocidos colegas de la pantalla grande argentina: Ernesto Alterio, Leonardo Sbaraglia y Pablo Echarri.

"Me parece que son excelentes actores los tres y me parece un privilegio poder compartir el rodaje con ellos", apuntó Botto, que dará vida a Gustavo, el último personaje en entrar en una comunidad de un barrio cerrado de clase media de las afueras de Buenos Aires.

"Lo primero que me atrajo del proyecto, evidentemente, es la historia. Es un excelente guión, es una muy buena metáfora, una historia alrededor de una clase social media alta, a finales de 2001, lo que en la historia de Argentina tiene enseguida unas connotaciones. Es una época de profunda crisis, una gente que está incapacitada de ver lo que hay a su alrededor", explicó.

Para el protagonista de "Plenilunio", el hecho de residir en España -donde se afincó a finales de la década de 1970, cuando su familia se exilió por la dictadura militar argentina- le permite optar al cine de los dos países, aunque hasta ahora sólo había trabajado en Argentina con Adolfo Aristaráin.

"Trato de mantener los vínculos profesionales con Argentina, porque realmente creo que se hace muy buen cine en este país", opinó Botto, para quien el cine español tiene una estructura "más sólida" que el argentino, aunque está todavía en "párvulos" comparado con el de otros países europeos, como Francia.

No obstante, consideró que "las buenas historias a veces no necesitan de una gran infraestructura" y "el cine argentino ha demostrado que genera una cantidad de buenos títulos a pesar de tener una industria relativamente endeble".

"Eso a todos nos llama poderosamente la atención y hace que queramos formar parte de las historias que se cuentan en este país", aseguró.

Botto (Buenos Aires, 1975) apareció por primera vez en una película con sólo cinco años y desde entonces prácticamente no ha parado de trabajar con algunos de los más importantes directores españoles, pero es consciente de que tiene una larga carrera por delante y de que le faltan aún muchos papeles por interpretar y muchos realizadores con quienes rodar.

Entre los españoles, reconoce, le gustaría trabajar con Fernando León ("Los lunes al sol") y Pedro Almodóvar ("Matador") y repetir con Montxo Armendáriz, con quien rodó "Historias del Kronen" -la película que le hizo popular en España- y "Silencio roto".

De los argentinos, "tengo la suerte de trabajar con Piñeyro, que es un director que me gusta mucho", afirmó, y repetiría con Aristaráin tras la experiencia de "Martín Hache".

El actor, que ha trabajado a las órdenes del estadounidense John Malkovich en "Pasos de baile" y del británico Ridley Scott en "La conquista del paraíso", admitió que le gustaría probar con otro realizador británico, Ken Loach ("Tierra y libertad").

Juan Diego Botto acaba de estrenar en España "La mujer del anarquista", un historia de amor durante el exilio republicano en la que comparte protagonismo con María Valverde bajo la dirección de la francesa Marie Nöelle y el alemán Peter Sehr.