La crisis no afectará al Festival de Cine de San Sebastián

La crisis no afectará al Festival de Cine de San Sebastián

La crisis no afectará al Festival de Cine de San Sebastián

SAN SEBASTIAN, 08 (EUROPA PRESS)

El LVII Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que se celebrará entre el 18 y el 26 de septiembre en la capital guipuzcoana, no renunciará a su "calidad y diversidad" pese a los tiempos de crisis económica que corren.

Olaciregui se refirió en estos términos durante el acto de presentación de la nueva imagen para la 57 edición del Festival, tanto del cartel oficial, como los de las retrospectivas dedicadas al director Richard Brooks y el cine francés contemporáneo, y de las secciones Zabaltegi y Horizontes Latinos, todos ellos obra, como en los dos últimos años, del diseñador Oscar Mariné.

Este evento, que tuvo lugar el el KutxaEspacio de la Ciencia del donostiarra parque tecnológico de Miramón, estuvo conducido por la comunicadora Edurne Ormazabal y la actriz Aizpea Goenaga. El director del certamen explicó que el cartel oficial juega con la "sobriedad, la luz y los colores" para transmitir que "la sobriedad y la contención, adecuadas a los tiempos que vivimos, no implican ninguna renuncia a la intensidad y la calidad de contenidos que caracterizan al Festival".

"Estamos trabajando en una edición que mantenga todo el colorido que aparece en el cartel, propio del Zinemaldia, manteniendo todas sus señas de identidad" y añadiendo "a la oferta habitual, la adaptación a nueva revolución tecnológica" que está viviendo el séptimo arte. Desde esta perspectiva, Olaciregui se mostró convencido de que el Festival de Cine donostiarra será "uno de los puntales" sobre los que se apoyará la candidatura de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura 2016.

El director del certamen reconoció que no se puede "obviar" la coyuntura económica por la que estamos pasando, y que "afecta a todos", por lo que la "prudencia en el gasto es más recomendable que nunca". De esta forma, señaló que los organizadores del Festival han intentado "buscar la manera de que se minimice el efecto de la crisis" con "pequeños ajustes" que "no resulten traumáticos, ni afecten a ninguno de sus elementos importantes", como el hecho de reducir un día su duración, nueve en lugar de 10.

"El Festival de San Sebastián ha sido, es y queremos que sea en el futuro un importante motor económico y cultural del entorno", y "debemos mantenerlo", aseveró. Olaciregui afirmó que con "siete millones de presupuesto, 800.000 euros menos" que la pasada edición, el Zinemaldia contará con una aportación de 1 millón por parte de cada institución socia, el Ministerio de Cultura, el Gobierno Vasco, la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de San Sebastián, y el resto será aportado por el Festival mediante acciones de patrocinio y venta de entradas.

Tras subrayar que, a pesar de la crisis, los patrocinadores están mostrando "mucho interés" en el Festival, por el "efecto retorno" que produce, agradeció el apoyo ofrecido por la Caja Gipuzkoa San Sebastián Kutxa, que, además de prestar sus infraestructuras, financiará con un total de 250.000 euros esta edición, entre los cuales 90.000 euros corresponderán a la dotación del premio Kutxa Nuevos Directores.

SECCIONES

En lo que a las secciones respecta, Ormazabal y Goenaga recordaron que la Sección Oficial contará con una quincena de películas que competirán por la Concha de Oro y el conjunto de premios del palmarés oficial; Zabaltegi-Nuevos Directores dará a conocer la primera o segunda película de realizadores emergentes, que competirán por el Premio Kutxa-Nuevos Directores, dotado con 90.000 euros.

Además, Zabaltegi-Perlas presentará una selección de películas impulsadas o premiadas en otros grandes festivales, que optarán al Premio TCM del Público, dotado con 70.000 euros. Un segundo premio de 35.000 euros se destina a la película europea que obtenga mayor votación en este apartado. Las películas seleccionadas en Horizontes Latinos, que recogen la mejor producción latinoamericana de la temporada, optan al Premio Horizontes, dotado con 35.000 euros.

La programación se completará con iniciativas como Made In Spain, Panorama del Cine Vasco, Cine en Construcción, Cine en Movimiento y Escuelas de cine.

RETROSPECTIVAS

Sobre las retrospectivas, este año dos, dedicadas al cineasta estadounidense Richard Brooks y 'La contraola: novísimo cine francés', señalaron que en la primera se proyectarán 24 películas dirigidas por este cineasta y otras cinco en las que participó como guionista o son adaptaciones de sus novelas.

A Brooks se le recuerda especialmente por sus adaptaciones al cine de la obra de grandes escritores, con películas como 'La gata sobre el tejado de zinc', 'Dulce pájaro de juventud' o 'A sangre fría'. Periodista, novelista y guionista, antes de ser director, ejerció también analista de la sociedad y la política de su tiempo y tocó todo tipo de géneros, desde el western al cine bélico. El Festival en coproducción con Filmoteca Española publicará un completo estudio sobre su obra, escrito por diversos autores y coordinado por Quim Casas y Ana Cristina Iriarte.

En cuanto a 'La contraola: novísimo cine francés', Goenaga y Ormazabal apuntaron que reflejará "la confluencia de talentos renovadores que se está produciendo en estos momentos en Francia", surgidos de la "resaca" que dejó la Nouvelle Vague. La tercera retrospectiva que en otras ediciones se ha dedicado a un realizador contemporáneo quedará en esta ocasión integrada en 'La contraola', que incluirá todo un panorama de realizadores contemporáneos franceses, en lugar de la obra completa de un solo director.

La retrospectiva constará de unas 40 películas, realizadas principalmente en los diez últimos años, y de directores como Laurent Cantet, Arnaud Desplechin, Gaspar Noé o Christophe Honoré, entre muchos otros, y irá acompañada de la publicación de un libro en colaboración con especialistas franceses y coordinado por Alex Masson y Quim Casas.