La crisis podría restar brillo al Festival de Cannes

LONDRES (Reuters) - Las estrellas seguirán apareciendo y la selección de películas tiene buen aspecto, pero el color del Festival de Cine de Cannes será más blanco y negro que technicolor en 2009.

La crisis de crédito significa que los estudios de Hollywood están apretando sus cinturones y el consumo desmedido ha dejado de estar temporalmente de moda.

"Puedes notar que la gente es más conservadora, más selectiva", dijo Helen Lee Kim, presidenta de Mandate International. "Están siendo más cuidadosos y no están realizando más apuestas arriesgadas como podrían haber hecho el año pasado".

La celebración anual del cine en el sur de Francia, conocida por sus fiestas salvajes en la playa, yates gigantes y alfombras rojas, abre el miércoles con el preestreno de 'Up', una comedia animada de Disney que subraya la importancia creciente del 3D.

Después continuará el negocio serio de la competición, en la que participan un elenco impresionante de directores -Jane Campion, Ang Lee, Ken Loach, Lars Von Trier, Michael Haneke, Pedro Almodóvar y Quentin Tarantino.

Cientos de películas son exhibidas fuera de la competición principal, muchas de ellas en un mercado bullicioso que es menos visible pero parte vital del estatus de Cannes como el mayor festival de cine del mundo.

Pero la prolongada crisis de crédito, añadida a la ralentización de las ventas de DVD y un sector publicitario en recesión, extenderá una sombra sobre Cannes, en términos tanto de negocios como de placer.

FIESTAS CANCELADAS, YATES VACÍOS

La revista Vanity Fair, que el año pasado organizó una de las fiestas más brillantes del festival, no estará en Cannes este año mientras que la demanda de yates de lujo en la bahía ha caído.

"Habitualmente estamos muy ocupados durante el festival, pero todos los clientes corporativos, los americanos, han reducido sus presupuestos terriblemente y estamos obteniendo muy poca demanda de las compañías", dijo Philippe Trombetta, que gestiona Class Yacht Charter, un negocio de alquiler de yates de lujo en Cannes.

"Estamos teniendo un montón de problemas para obtener contratos para el festival", dijo. Cobran hasta 90.000 euros al día por su mayor yate, sin incluir el champagne o la gasolina.

Hollywood está decidiendo lanzar sus estrenos de verano en cualquier otro sitio, pero eso, según los críticos, puede ser positivo.

"La reacción general entre los críticos ha sido que podría ser un año muy bueno", dijo Jay Weissberg, de la revista Variety.

"Todos nosotros esperábamos que Cannes sacaría algo de la bolsa para hacernos sentir bien de nuevo. Sobre el papel lo han hecho".