La séptima edición del Festival de Cine Pobre en Cuba sin su fundador, pero con el mismo espíritu

  • La Habana, 12 abr (EFE).- El Festival Internacional de Cine Pobre abre mañana su séptima edición en la localidad de Gibara, en el oriente de Cuba, por primera vez sin su fundador, el cineasta Humberto Solás (1941-2008), pero con la misma apuesta de siempre por el "riesgo" en el terreno audiovisual.

La séptima edición del Festival de Cine Pobre en Cuba sin su fundador, pero con el mismo espíritu

La séptima edición del Festival de Cine Pobre en Cuba sin su fundador, pero con el mismo espíritu

La Habana, 12 abr (EFE).- El Festival Internacional de Cine Pobre abre mañana su séptima edición en la localidad de Gibara, en el oriente de Cuba, por primera vez sin su fundador, el cineasta Humberto Solás (1941-2008), pero con la misma apuesta de siempre por el "riesgo" en el terreno audiovisual.

El director del certamen, Sergio Benvenuto Solás, ha asegurado que el evento, que se desarrollará hasta el próximo día 17, "seguirá siendo una apuesta abierta a la vanguardia, al riesgo, al audiovisual que propone y sugiere".

"Va a preservar la alegría y la posibilidad que Humberto le impregnó", aseguró Benvenuto en recientes declaraciones sobre el Festival Internacional del Cine Pobre, que ha tomado el nombre de su creador para convertirse en el certamen "de Humberto Solás".

La muerte repentina del cineasta y el paso devastador del huracán "Ike" por Gibara, ambos en un lapso de diez días, en septiembre del año pasado, ha supuesto un gran reto para sus organizadores, volcados en el estímulo a los realizadores de un cine independiente, alternativo y enfrentado al reto de los grandes distribuidores.

Ahora el festival se presenta con 112 filmes de unos 20 países en concurso procedentes de, entre otros, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, España, Ecuador, México, Uruguay, Bolivia, Estados Unidos y la India.

Habrá un tributo especial al realizador Tomás Gutiérrez Alea (1928-1996) que incluirá la presentación del documental "Titón: de La Habana a la Guantanamera", realizado por la actriz Mirtha Ibarra, su compañera en la vida, además de varias de sus películas más conocidos como "Fresa y chocolate" y "La muerte de un burócrata".

Este año se han convocado las categorías de proyectos en progreso, guiones inéditos para largometrajes de ficción, documentales, maquetas, obras experimentales y videoarte.

Los foros teóricos se centrarán en los debates sobre la realización y postproducción dentro de los márgenes del cine pobre, el cine fantástico y los efectos especiales de bajo presupuesto, entre otros temas.

La sección informativa propone muestras institucionales de otros eventos como el Festival La Boca del Lobo, de España, y la del cine indígena CLACPI, de Venezuela.

En paralelo, el certamen de Gibara mostrará exposiciones con obras del artista plástico británico Peter Nadin y fotos de Humberto Solás, y ha programado conciertos del español Coque Malla, y de músicos cubanos como Descemer Bueno, Carlos Varela, Kelvis Ochoa y Raúl Paz.

La idea original de Solás, una de las principales figuras del cine cubano, de crear este espacio para el cine de reducido presupuesto se concretó en 2003 en el pintoresco pueblo de pescadores de Gibara, en la costa norte de la provincia de Holguín.

En esta edición se lanzará, además, otro proyecto del fallecido artista, el Festival Internacional de Cine Invisible, hermano gemelo del de Gibara, que será inaugurado en octubre próximo en la ciudad española de Bilbao.

El certamen entregará premios de ayuda a la producción, la promoción y la distribución como el destinado a la Mejor Maqueta de Largometraje de Ficción, el más importante del festival, dotado con 20.000 dólares.

El jurado está integrado por los españoles Jesús León, Margarita Máuregui, Javier Muñiz y María Nin; el colombiano Lisandro Duque, el chileno Gonzalo Fredes, la uruguaya Elsa Methol, el mexicano Guillermo Monteforte, y los cubanos Eslinda Núñez, Lisette Vila, Xenia Rivery y Juan Antonio García Borrero.