La última cinta de Von Trier conmociona al público de Cannes

La última cinta de Lars von Trier sacude al público de Cannes

La última cinta de Lars von Trier sacude al público de Cannes

CANNES, Francia (Reuters) - El director danés Lars von Trier cosechó risas burlonas, exclamaciones de incredulidad, un puñado de aplausos y fuertes abucheos el domingo al concluir la exhibición de su drama "Antichrist" en el Festival de Cine de Cannes.

El filme, en el que Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg interpretan a una pareja que busca superar el duelo por la pérdida de su hijo único, se ha convertido rápidamente en la película más comentada en el certamen de este año, que concluye el 24 de mayo.

Los críticos y la prensa notoriamente quisquillosa de Cannes a menudo reaccionan de manera audible la películas durante las exhibiciones, pero la función del domingo por la noche resultó inusualmente expresiva.

Se produjeron abucheos y risas durante escenas que iban desde la aparición de un zorro parlanchín a una mutilación sexual exhibida de manera gráfica.

Muchos asistentes a la sala Debussy también parecieron haberse molestado por la decisión de Von Trier de dedicar su filme al alabado director soviético Andrei Tarkovsky.

Los aplausos de un puñado de espectadores fueron ahogados por los abucheos al final de la función.

La película comienza con una representación en cámara lenta, fuertemente estilizada y filmada en blanco y negro, de la muerte accidental del niño acompañada por música atronadora de Handel.

El personaje de Dafoe, un terapeuta, intenta ayudar a su esposa a superar su duelo y la exhorta a dejar las fuertes dosis de medicamentos que la mantuvieron sedada las semanas después de la muerte.

Ambos deciden dirigirse a una aislada cabaña de madera en un bosque para recuperarse, pero la mujer interpretada por Gainsbourg pierde el control de los sentidos.

Los abusos a los que somete a su esposo y a ella misma fueron recibidos por muestras de estupefacción de la audiencia.

La reacción sugiere que Von Trier, quien ganó el principal premio en Cannes con "Bailando en la oscuridad" en 2000, podría recibir el lunes una crítica negativa de parte de la prensa.

Un crítico estadounidense dijo que él y otros encontraron que el filme era "ofensivo", y cuestionaron el hecho de que haya sido incluido en la competición principal de Cannes, integrada por 20 películas.

En notas de la producción de "Antichrist", el director de 53 años dijo que la película era una "suerte de terapia" para la depresión que sufría desde hace dos años.

"No puedo ofrecer una excusa para 'Antichrist' (...) excepto expresar mi creencia absoluta en la película (...)¡El más importante de toda mi carrera!", expresó el cineasta.