Los promotores del I Festival Erótico y Porno plantean organizarlo en el Estadio Olímpico o el Auditorio

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS) Los promotores del I Festival Erótico y Porno Andaluz --denominación que sustituye a la primigenia de Festival Erótico y de Cine Porno-- solicitarán al Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Delegación de Cultura, un espacio para organizar el festival, para lo que barajan el Estadio Olímpico o el Auditorio Rocío Jurado. Así lo anunciaron a Europa Press fuentes de la organización del certamen, quienes señalaron que en este momento están trabajando en la redacción de un dossier --que podrían tener concluido durante la próxima semana-- con todos los datos acerca del proyecto con el objetivo de remitírselo a la delegada municipal de Cultura, Maribel Montaño. En este sentido, las mismas fuentes solicitarán al Consistorio hispalense que les facilite un espacio, con una dimensión de alrededor de 22.000 metros cuadrados, pues según dijeron, "no pretendemos que nos ayuden económicamente, sino en el apartado de logística y difusión". Al hilo de ello, confirmaron que la celebración del evento en el salón de celebraciones El Oasis "ya está descartado debido a la escasez de plazas de aparcamiento", mientras todavía se mantiene la posibilidad de que sea el hipódromo de Dos Hermanas el que acoja el festival, que en un principio tiene prevista su celebración durante tres días --viernes, sábado y domingo-- entre finales de septiembre y principios de octubre. De igual modo, y tras informar de que actualmente están trabajando en la elaboración de la página web del certamen, que podría estar concluida en las próximas semanas, las fuentes señalaron que en un principio está prevista la instalación de unos 60 stands y de entre cuatro y cinco escenarios, además de zonas dedicadas especialmente a colectivos como el de las mujeres o los gays y lesbianas. Asimismo, y según precisaron, habrá también stands de moda o tatuajes, todo ello dentro de un certamen que pretenden "sea algo distinto" al que tiene lugar en Barcelona, para lo que se desarrollarán "cosas nuevas" en torno a un espacio que quieren que supere los 22.000 metros cuadrados.