México y Brasil cierran su paso por el festival con sendos filmes en Panorama

  • Berlín, 11 feb (EFE).- México y Brasil clausuraron hoy su paso por la 59 edición de la Berlinale con el estreno de "Rabioso sol, rabioso cielo" de Julián Hernández, y del documental "Garapa" del brasileño José Padilha, ambas en la sección de Panorama y rodadas en blanco y negro.

México y Brasil cierran su paso por el festival con sendos filmes en Panorama

México y Brasil cierran su paso por el festival con sendos filmes en Panorama

Berlín, 11 feb (EFE).- México y Brasil clausuraron hoy su paso por la 59 edición de la Berlinale con el estreno de "Rabioso sol, rabioso cielo" de Julián Hernández, y del documental "Garapa" del brasileño José Padilha, ambas en la sección de Panorama y rodadas en blanco y negro.

La producción mexicana desconcertó a unos y fascinó a otros durante su estreno, durante el que fue perdiendo a cerca de la mitad de su público conforme avanzaban las más de tres horas de metraje, sin apenas diálogos y repletas de símbolos mitológicos, y subían de tono las escenas sexuales.

Fornidos hombres desnudos -con primeros planos de sus genitales incluidos- transitan por una trama de marcado acento gay y rayana en el surrealismo que combina encuentros esporádicos en baños públicos y luchas mitológicas ambientadas en cavernas.

El director de la experimental cinta, presente al comienzo del pase, abandonó la sala antes de que terminara la película, avanzada ya la madrugada, por lo que fueron los actores y el equipo técnico quienes se enfrentaron a la ardua tarea de resolver las dudas de la audiencia.

"La parte mitológica de la cinta tiene que ver con la tierra y con las raíces culturales del país. De ahí que aparezca una diosa madre de las culturas primigenias", explicó la actriz Giovanna Zacarias, que comparte cartel en el filme con Jorge Becerra, Javier Oliván, y Guillermo Villegas.

Tras deambular de un personaje a otro en aparente desorden, la cinta termina por centrar la atención en dos muchachos, Kieri y Ryo quienes, en un plano paralelo de la realidad, deberán enfrentarse al villano y seguir las indicaciones de la diosa madre para permanecer unidos.

La película, que se terminó de montar hace semana y media para su estreno en la Berlinale, acudirá próximamente al festival de cine de Guadalajara (México) y se estrenará en las salas mexicanas en el mes de septiembre.

"Rabioso sol, rabioso cielo" es la tercera incursión de Julián Hernández en la Berlinale, que visitó por última vez hace tres años para presentar "El Cielo Dividido".

El segundo estreno latinoamericano de la jornada en la sección de Panorama fue el impecable documental "Garapa", de José Padilha, que el año pasado obtuvo el Oso de Oro de la Berlinale por su impactante "Tropa de Élite".

Su nuevo trabajo repasa los esfuerzos de supervivencia de tres familias en el noreste de Brasil, acechadas por la constante amenaza del hambre, bien en las empobrecidas zonas rurales o bien en los barrios marginales de la ciudad de Fortaleza.

Míseras casuchas, falta de higiene, desempleo y la acuciante falta de alimentos y agua potable son los elementos que comparten los tres núcleos familiares de "Garapa", cuyo título alude al agua hervida con azúcar que los niños de la casa toman como sustento, ante la carencia de leche.

México, que el año pasado obtuvo el premio Alfred Bauer con "Lake Tahoe" de Fernando Eimbcke, ha estado presente en la Berlinale con el corto "Buenas Intenciones" de Ivan Lomelí, y "Voy a explotar" de Gerardo Naranjo y "Los Herederos" de Eugenio Polgovsky, en la sección de Generation.

El festival proyectó también las hispano-mexicanas "Sólo quiero caminar" de Agustín Díaz Yanes, y "La sirena y el buzo" de Mercedes Moncada, en las secciones de Panorama y Forum, respectivamente.

Brasil, que en 2008 obtuvo el Oso de Oro, exhibió en la Berlinale, además de "Garapa", la película "Vingança" de Paulo Pons, en Panorama.