Vigalondo dice que hacer cine pensando en los premios "es una falta de respeto"

El galardonado con el Premio Eloy de la Iglesia dice que, tanto cine como crítica, deben renovarse

MÁLAGA, 24 (EUROPA PRESS)

El actor, director y guinista Nacho Vigalondo, al que el Festival de Málaga-Cine Español premia en su duodécima edición con el Premio Eloy de la Iglesia, creado el año pasado, afirmó hoy que hacer cine pensando en los premios es "una falta de respeto y pretenderlos falta de vergüenza". Asimismo, manifestó su "gratitud" al festival, a Málaga y a la organización.

Vigalondo también mostró su "inicial estupor" por recibir un premio "cuando sólo he hecho una película". Este premio reconoce la capacidad de los creadores, como afirmó el director del festival, Carmelo Romero, de ir más allá de lo establecido y romper las normas. En este sentido, el director concretó que eso de romper las normas es "un acto voluntario" y que "todos los que hacemos cine estamos condenados a ser lo que somos".

Asimismo, agradeció "el acto de fe que el festival deposita en mí". "Habéis traicionado el rigor de Eloy y yo como no tengo todavía una carrera tengo muchas formas de perder el rigor. Tengo tiempo para decepcionaros y habéis tenido fe y tengo ese peso a partir de ahora por seguir por el camino recto", apostilló en rueda de prensa en el Teatro Cervantes de la capital, donde esta noche recibirá el galardón.

Por otro lado, al ser preguntado si era un rebelde con causa, matizó que si lo es no sabe la causa. "Si lo soy es porque el mundo me ha hecho así", concretó entre risas.

En cuanto a una reformulación del cine español, indicó que "nunca está mal" y que el cine español "padece de ciertos tópicos, así como la crítica", por lo que, a su entender, tanto cine como prensa necesitan renovarse.

Con respecto a la posibilidad de llegar a Hollywood, informó de que hoy en día ir allí no es igual que antes. "Ya no somos indianos ni inmigrantes. Gracias a Internet han caído muchas fronteras y murallas comerciales. Para mí estar aquí no es no estar en Hollywood y viceversa", afirmó.

Vigalondo, al ser preguntado por el talento, manifestó que no cree que haya que luchar por éste, sino que "fluye o no al margen de nuestra voluntad". "La única forma de servir al talento es no pensar y trabajar", matizó el director del largometraje 'Los cronocrímenes', que pudo adelantar que sus próximos trabajos irán en la misma línea.

Además, quiso referirse al humor como "una herramienta fundamental para sobrevivir". "La espera es lo más duro, ocupa más tiempo que el rodaje, por ejemplo. Si hiciésemos una regla matemática para saber la labor del cineasta el porcentaje sería muy bajo y el descojono es lo que ayuda", apostilló.

Asimismo, apostó por el cortometraje, "que está en auge", y recomendó a aquellos jóvenes creadores que quieran adentrarse en el mundo del cine que opten por ese formato, ya que, según precisó, "el largometraje está en crisis".

SU TRAYECTORIA

Nacho Vigalondo estudió en la Universidad del País Vasco y pronto empezó a interesarse por el mundo audiovisual, realizando sus primeros guiones para los cortometrajes 'Pornografía' y 'Tomar algo por ahí y eso', compaginándolo a la vez con pequeños papeles en anuncios y programas de televisión. Vigalondo ha sido también guionista de los programas de televisión 'Gran Hermano', 'Vaya Semanita' y 'Agitación+IVA'.

En el terreno del cortometraje, sorprendió con su intrigante trilogía 'Código 7' (2007), 'Domingo' (2005), o 'Choque' (2005), donde colabora por primera vez con Bárbara Goenaga, protagonista de su primer largometraje 'Los cronocrímenes' (2007) y '7.35 de la mañana' (2003) que, entre numerosos galardones, fue nominado a los Oscars 2004 en la categoría de Mejor Cortometraje.

En 2005, fundó la productora Arsénico Films junto con sus colaboradores más cercanos, como son Borja Cobeaga, Koldo Serra, Borja Crespo y Nahikari Ipiña, donde aparte de cortometrajes y películas producen videoclips y spots publicitarios.

Como actor, ha colaborado en numerosos trabajos y ha trabajado, entre otros, con directores de la talla de Víctor García León, Óscar Aibar, Koldo Serra o Kepa Sojo. Su primera película, 'Los cronocrímenes', ganó el Premio del Jurado en el Festival de Ámsterdam, el Asteroide de Oro en el Festival de Trieste y el Premio del Público en el Festival de Filadelfia, entre otros muchos.

Asimismo, en España ha recibido el Premio Revelación otorgado por el Círculo de Escritores Cinematográficos y ha estado nominado al Goya por Mejor Dirección Novel. La productora estadounidense United Artist, de la que es socio Tom Cruise, ha comprado los derechos del filme para realizar un remake americano, el cual está en proceso de producción actualmente. Vigalondo también colabora habitualmente en el programa de televisión Muchachada Nui, que emite La 2.