Von Trier, desfiante tras los abucheos a su película en Cannes

CANNES, Francia (Reuters) - El director danés Lars von Trier no quiso excusarse el lunes por su polémica película "Antichrist", que ha conmocionado en el Festival de Cine de Cannes por sus escenas de sexo y violencia explícitos.

La película, una de las 20 en competición, cosechó risas burlonas y exclamaciones de incredulidad en el pase de prensa del domingo por escenas de mutilación genital, así como un puñado de aplausos y fuertes abucheos al final.

Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg interpretan a una pareja que trata de superar el duelo por la pérdida de su único hijo en una obra que, aunque bastante impopular, se ha convertido rápidamente en la más comentada en el certamen de este año, que concluye el 24 de mayo.

"No creo que tenga que justificarla", dijo el realizador de 53 años en una rueda de prensa, cuando un periodista, enfadado, le preguntó por qué ha hecho la película.

"Hago películas y me gusta mucho. Creo que es una pregunta muy extraña que tenga que excusarme. No la he hecho para ti o para una audiencia, así que no creo que le deba una explicación a nadie".

"No estoy intentando decir nada (...) Eso es como un sueño convertido en película", agregó. "Es un sueño muy oscuro, sobre la culpa, el sexo y otras cosas".

En notas de la producción de "Antichrist", la califica de "la más importante" de su carrera.

ABUCHEOS Y APLAUSOS

Los críticos y la prensa notoriamente quisquillosa de Cannes a menudo reaccionan de manera audible a las películas durante las exhibiciones, pero la función del domingo por la noche resultó inusualmente expresiva.

Durante el pase hubo abucheos, risas e incluso gemidos ante escenas de mutilación sexual explícita o de automutilación o un zorro parlante.

Muchos asistentes a la sala Debussy también parecieron haberse molestado por la decisión de Von Trier de dedicar su filme al alabado director soviético Andrei Tarkovsky.

Los aplausos de un puñado de espectadores se vieron ahogados por los abucheos al final, en una opinión generalizada de que la obra es deliberadamente excesiva y provocativa. Una minoría de críticos la alaba por su valor e inventiva.

Preguntado sobre si planteó alguna objeción durante el rodaje, Dafoe respondió simplemente: "No". Gainsbourg calificó su papel de "intenso" y "especial".

"Soy el mejor director del mundo", aseguró Von Trier en una rueda de prensa que resultó tensa por momentos. "No estoy seguro, pero creo que lo soy".

El cineasta, quien ganó la Palma de Oro de Cannes con "Bailando en la oscuridad" en 2000, explicó que hizo "Antichrist" para afrontar una depresión.