El escritor británico J.G. Ballard muere a los 78 años

LONDRES (Reuters) - El escritor británico J.G. Ballard, cuya novela "El imperio del sol" retrató intensamente su infancia como prisionero en una Shanghái en guerra y después fue adaptada a la gran pantalla, murió el domingo a los 78 años, dijo su agente.

Su representante, Margaret Hanbury, describió a Ballard, que padecía de cáncer de próstata, como un "gigante de la escena literaria mundial". Murió en su hogar a orillas del río en el oeste de Londres, donde vivía desde la década de 1960.

"Su observación precisa y visionaria de la vida contemporánea se condensó en varias novelas brillantes y poderosas que han sido publicadas en todo el mundo", dijo Hanbury.

"El imperio del sol" está basada en la privilegiada niñez de Ballard con sus padres expatriados en China y su posterior detención en un campo de prisioneros, tras la invasión japonesa durante la Segunda Guerra Mundial.

El escritor recordó en su obra cómo los amigos ricos de sus padres dejaron de tener coches conducidos por chóferes y terminaron "luchando por un trozo de patata".

El director Steven Spielberg adaptó el libro al cine y fue candidato a seis Oscar. Ballard más tarde escribiría en sus memorias que sus tempranas y a menudo violentas experiencias dieron forma a todo su trabajo posterior.

"De muchas formas toda mi ficción es la disección de una profunda patología que había presenciado en Shanghái y más tarde en el mundo de posguerra", escribió Ballard.

"Recuerdo mucha de la brutalidad aleatoria y las palizas que ocurrían, pero al mismo tiempo nosotros, los niños, estábamos jugando 101 juegos", agregó el escritor.

Nacido en Shanghái en 1930, Ballard disfrutó de una vida cómoda con sus padres - su padre tenía una empresa textil exitosa - hasta que la guerra trastocó sus días.

Después de pasar más de dos años en el campo de prisioneros, la familia regresó a Gran Bretaña, donde Ballard reinició su educación.

Allí estudió medicina en la Universidad de Cambridge, a la cual describió como un "parque temático académico donde yo era un extra reacio", antes de decidirse a seguir una carrera como escritor.

Durante más de 50 años, Ballard ganó el estatus de escritor de culto por una serie de novelas de ciencia ficción, como "El mundo sumergido".

Una de sus obras más controvertidas fue "Crash", una novela sobre personas que se sienten sexualmente estimuladas por accidentes automovilísticos, que más tarde se convirtió en un película dirigida por David Cronenberg.

La esposa de Ballar, Mary, murió de neumonía en 1964 y el escritor crió solo a sus tres hijos.

Ballard rechazó las sugerencias de algunos críticos acerca de que su estilo solía ser excesivamente sombrío o deprimente.

"No hay nada inhumano en mi ficción", dijo en una entrevista. "Es sólo que creo que yo persigo a otra liebre en la pista", agregó.