Espido Freire recibe el premio "Llanes de Viajes"

  • Llanes, 17 abr (EFE).- La escritora Espido Freire ha recibido hoy el IV premio literario Llanes de Viajes 2009, dotado con 30.000 euros que obtuvo por su obra "Hijos del fin del mundo. De Roncesvalles a Finisterre".

Espido Freire recibe el premio "Llanes de Viajes"

Espido Freire recibe el premio "Llanes de Viajes"

Llanes, 17 abr (EFE).- La escritora Espido Freire ha recibido hoy el IV premio literario Llanes de Viajes 2009, dotado con 30.000 euros que obtuvo por su obra "Hijos del fin del mundo. De Roncesvalles a Finisterre".

El acto ha tenido lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Llanes y ha sido presidido por la alcaldesa de Llanes, Dolores Álvarez Campillo, acompañada de la escritora galardonada, así como del presidente del jurado del galardón, el también escritor Fernando Marías; el secretario general de FEVE, Valentín Pérez, y el director de la Fundación Ámbito Cultural de El Corte Inglés, Ramón Pernas.

Tras recibir el premio Espido Freire, nacida en Bilbao en 1974, pero de familia gallega, ha explicado las claves de una obra surgida después de que en septiembre del pasado año decidiese hacer a pie el Camino de Santiago, un proyecto que tenía aparcado desde hace años.

A la hora de hablar de su libro, Freire ha asegurado que en "Hijos del fin del mundo. De Roncesvalles a Finisterre", "hay grandes presencias invisibles" tras evocar los viajes en coche que realizó de niña desde el País Vasco a Galicia para pasar las vacaciones en la tierra de sus padres en los que recorrió la ruta jacobea "sin saberlo".

En clave autobiográfica, Espido Freire ha añadido que el libro galardonado con el IV premio literario Llanes de Viajes concluye "cuando una mujer de 34 años que soy yo misma termina ese Camino", ha comentado tras añadir que "mi destino era recorrerlo sola".

Estructurado en tres partes: "Hijos del fin del mundo", "Hijos del trueno" e "Hijos de las estrellas", la obra recoge desde las anécdotas vividas por la autora durante los veintitrés días que tardó en hacer el Camino de Santiago hasta aspectos más culturales, espirituales e incluso esotéricos asociados a la ruta.

No obstante, y a preguntas de los periodistas, la escritora ha reconocido que lo más importante de la experiencia vivida "fue el contacto nuevo con la tierra" de una mujer de 34 años que cuando era niña "se sabía los nombres de cada planta".

Durante el acto de entrega del premio Llanes de Viajes, Marias ha tenido palabras de elogio para la autora y la obra galardonada, "una novela con título apocalíptico" que "fascinó" al jurado.