Francisco Núñez ambienta en el siglo XIX la novela ganadora del premio Ateneo de Valladolid

  • Valladolid, 15 abr (EFE).- El escritor Francisco Núñez Roldán ha ambientado en el siglo XIX el relato titulado "De Algeciras a Estambul", ganador del 55 Premio de Novela Ateneo-Ciudad de Valladolid, convocado por el ayuntamiento de esta capital y que ha sido presentado hoy en esta capital.

Francisco Núñez ambienta en el siglo XIX la novela ganadora del premio Ateneo de Valladolid

Francisco Núñez ambienta en el siglo XIX la novela ganadora del premio Ateneo de Valladolid

Valladolid, 15 abr (EFE).- El escritor Francisco Núñez Roldán ha ambientado en el siglo XIX el relato titulado "De Algeciras a Estambul", ganador del 55 Premio de Novela Ateneo-Ciudad de Valladolid, convocado por el ayuntamiento de esta capital y que ha sido presentado hoy en esta capital.

Núñez, filólogo y profesor de inglés, ha trasladado hasta Grecia las ansias de libertad de un grupo de liberales españoles que en 1823, tras la restauración de la monarquía absoluta de Fernando VII, tuvieron que exiliarse hasta ese país mediterráneo, donde lucharon al lado de los nativos contra el yugo turco.

Más que una novela histórica, según ha explicado el propio autor, "lo que uno ha intentado ha sido situar la trama en el contexto de una serie de acontecimientos reales para dar a la novela un anclaje, si no veracidad, sí de verosimilitud".

La novela se ha nutrido de un par de viajes realizados por Núñez al país griego, el primero al poco de concluir su carrera de Filología Moderna y que al cabo del tiempo ha revertido desde el "disco duro" de su cerebro, según ha denominado, en forma literaria a través de una novela donde recuerda a los judíos sefardíes.

Estos judíos, descendientes de los hebreos españoles expulsados por los Reyes Católicos tras el edicto firmado en marzo de 1492, tuvieron que exiliarse y asentarse en colonias diseminadas por todo el arco mediterráneo en lo que se conoce como diáspora, una de ellas en Salónica (Grecia) y también en Sofia (Bulgaria) y Estambul (Turquía).

Durante el primer tercio del siglo XIX, los sefardíes instalados en Grecia lucharon contra el invasor turco, lo cual recuerda Núñez en "De Algeciras a Estambul", quien aún evoca "con estremecimiento" cómo en uno de sus referidos viajes pudo escuchar el ladino o el castellano que hablaban los hebreos en el siglo XV antes de ser expulsados de Sefarad (España).