Isaac Rosa gana el premio a la mejor novela de 2008 con "El país del miedo"

  • Madrid, 18 mar (EFE).- Una reflexión sobre los temores compartidos que dominan las sociedades modernas ha convertido esta noche al escritor sevillano Isaac Rosa, con su novela "El país del miedo", en el ganador del Premio Fundación José Manuel Lara Hernández a la mejor novela de 2008, dotado con 150.000 euros.

Isaac Rosa gana el premio a la mejor novela de 2008 con "El país del miedo"

Isaac Rosa gana el premio a la mejor novela de 2008 con "El país del miedo"

Madrid, 18 mar (EFE).- Una reflexión sobre los temores compartidos que dominan las sociedades modernas ha convertido esta noche al escritor sevillano Isaac Rosa, con su novela "El país del miedo", en el ganador del Premio Fundación José Manuel Lara Hernández a la mejor novela de 2008, dotado con 150.000 euros.

La novela de Rosa, editada por Seix Barral, se impuso así a las otras cuatro finalistas: "La familia de mi padre", de Lolita Bosch (Mondadori); "Sal", de Manuel García Rubio (Lengua de Trapo); "Paraíso inhabitado", de Ana María Matute (Destino), y "El comienzo de la primavera", de Patricio Pron (Mondadori).

El jurado que falló este premio, que conceden cada año doce editoriales, estuvo formado por Manuel Borrás, Juan José Ginés, Paco Goyanes, Jorge Herralde, José Manuel Lara, José Carlos Mainer, Lluís Morral, José María Pozuelo Yvancos y Jesús Vigorra.

Tras conocerse el fallo, Isaac Rosa (Sevilla, 1974) manifestó su alegría por haber ganado este premio y dijo que esta novela es "la más personal de las suyas" y trata "sobre el miedo y contra el miedo", aunque "no pretende curarlo".

"Es un libro de resistencia, para que los lectores con pensamiento crítico aprendamos a resistir", aseguró el autor, que ha "desnudado sus inquietudes" para bucear en los miedos de los demás.

Y una novela, la ganadora, que plantea un tema necesario en una época como la actual que está llena de miedos, incluido el que se tiene a la crisis financiera.

Rosa ha querido indagar en el miedo ambiental, que, como le dijo a Efe cuando se publicó el libro, "es uno de los temores centrales de nuestro tiempo, pero del que se escribe poco".

Galardonado con premios como el Rómulo Gallegos 2005 con su segunda novela, "El vano ayer", Isaac Rosa se propuso ahondar en su nuevo trabajo en "los miedos contemporáneos", determinar su origen y establecer a quiénes benefician.

Y, según Rosa, "el primer beneficiario de que haya una sociedad atemorizada es el poder, que consigue ciudadanos más dóciles".

Este miedo justificaría "el recorte de libertades" en las democracias occidentales y haría que "a cambio de protección aceptemos que nos humillen en los aeropuertos".

Hay también "toda una industria del miedo que vive de nuestro temor y que gira en torno a la protección", señaló Rosa.

El hombre actual vive en permanente estado de alerta ante "amenazas relacionadas con el terrorismo, el transporte o la delincuencia", y esa sensación recorre las páginas de "El país del miedo", cuyo título alude a un lugar imaginario en el que se harían realidad todos nuestros temores.

A este lugar inquietante llega, empujado por sus miedos cotidianos, el protagonista de la novela, un padre de familia que vive en una zona residencial de una gran ciudad.

Carlos teme sufrir una paliza, ser asaltado en la calle, sufrir un robo en su casa mientras duerme o que secuestren a su hijo, Pablo.

Como cada año, el premio se falló en el transcurso de una velada literaria, que tuvo lugar en el pabellón de los jardines de Cecilio Rodríguez, en el parque del Retiro, y a la que asistieron el ministro de Cultura, César Antonio Molina; el presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, y numerosos escritores, entre ellos los cuatro autores que también habían quedado finalistas para este galardón.

José María Guelbenzu, Ángeles Caso, Andrés Trapiello, Pere Gimferrer, Ramón Pernas y Nativel Preciados asistieron también a la velada literaria.

El galardón se concede anualmente desde 2002 a la mejor novela publicada en castellano en cualquier editorial a lo largo del año anterior. La dotación del premio se destina a la promoción de la obra ganadora.

En ediciones anteriores este premio recayó en las novelas "El cielo raso", de Álvaro Pombo; "El arpista ciego", de Terenci Moix; "Veinte años y un día, de Jorge Semprún; "Al morir Don Quijote", de Andrés Trapiello; "Doctor Pasavento", de Enrique Vila-Matas; "Mauricio o las elecciones primarias", de Eduardo Mendoza, y "El corazón helado, de Almudena Grandes.