Golpes y empujones entre los fotógrafos y agentes de seguridad

  • Puerto España, 18 abr (EFE).- Varios fotógrafos y agentes de los servicios de seguridad se intercambiaron hoy golpes y empujones al comenzar la sesión de apertura de la V Cumbre de las Américas en un incidente que ha cambiado las reglas de la cobertura informativa.

La prensa oficial cubana destaca la cumbre del ALBA y relega la de las Américas

La prensa oficial cubana destaca la cumbre del ALBA y relega la de las Américas

Puerto España, 18 abr (EFE).- Varios fotógrafos y agentes de los servicios de seguridad se intercambiaron hoy golpes y empujones al comenzar la sesión de apertura de la V Cumbre de las Américas en un incidente que ha cambiado las reglas de la cobertura informativa.

Los servicios de seguridad y de información de la cumbre establecieron desde el principio unas normas muy estrictas que cada vez dificultan más el trabajo de los fotógrafos y camarógrafos.

El incidente de hoy se produjo cuando un grupo de fotógrafos que salía del salón donde se celebran los debates se encontró con la comitiva del presiente venezolano, Hugo Chávez, rodeado a su vez de camarógrafos y periodistas.

Mientras unos salían y otros intentaban entrar sin espacio material, los agentes de seguridad reclamaron enérgicamente que todos saliesen de la sala.

Los empujones y algunos golpes se sucedieron en un ambiente de nerviosismo y cierta tensión acumulada por el malestar de los periodistas por las reglas cada vez más estrictas en la cobertura.

Como consecuencia del incidente, los responsables de la organización de información y comunicación de la cumbre anunciaron que no habrá hasta nuevo aviso acceso a las coberturas gráficas organizadas.

Además de las dificultades para los periodistas gráficos, los organizadores han cerrado a la prensa los debates de las sesiones plenarias de la cumbre.

La transmisión por televisión en circuito cerrado se ha restringido también a los debates y solo se pueden acceder a las imágenes de comienzo de las reuniones, pero no a las discusiones. EFE