La fotógrafa española con más comunidad de seguidores en Instagram


  • Aurora Michavila, la fotógrafa móvil española con más de 121.000 seguidores en Instagram, nos cuenta cómo sucumbió a la fotografía callejera y a las `apps´. Michavilla nos confiesa también que quiere que su trabajo traspase la frontera de Instagram. En estos días, participa en la exposición `24 hour Project´, una muestra virtual con imágenes que 65 instagramers tomaron durante 24 horas seguidas, en 35 ciudades distintas.

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila.

Aurora Michavila. Fotos: Aurora Michavila

Aurora Michavila es la fotógrafa móvil española más seguida en Instagram. Más de 121.000 followers siguen el día a día de esta consultora catalana, afincada en Madrid, que hace más de un año encontró su gran pasión en la fotografía de calle (street photography).

"Busco historias. Algunas nacen de un gesto, otras de una escena, otras de un momento de inacción. Capto muchos momentos, pero no todos me hablan una vez fotografiados. Necesito que me cuenten algo. Para mí, ese es el detonante para elegir una imagen y editarla", nos cuenta Michavila.

"No salgo a la calle buscando algo concreto. Estoy atenta a ver qué es lo que el día y la calle me regalan. Y, luego, selecciono. Aunque, seguramente, lo que tienen en común mis fotos es que no sólo reflejan momentos vividos, sino que buscan hacer sentir o pensar al que las observa", añade la fotógrafa.

Desde que comenzó a subir instantáneas a Instagram su estilo ha ido evolucionando, sobre todo, a medida que ha observado a otros igers y explorado diferentes maneras de enfocar y contar una misma historia. Sus imágenes están realizadas tanto con su iPhone 4S como con cámaras réflex, pero Michavila siempre procesa todas sus instantáneas con el móvil, bien sea con Instagram, Filterstorm, Crossprocess, Iris o Snapseed, sus apps preferidas.

Su pasión por contar historias le ha llevado a tener una la comunidades más importante de igers a sus espaldas. Sin embargo, no siente ninguna presión por el elevado número de fans que siguen su día a día.

"No soy representante de ningún estilo ni de ningún grupo. Sencillamente, hago fotos, las subo, interactúo, aprendo y disfruto con otras fotografías. Siento agradecimiento hacia los seguidores que les gustan mis fotos y me lo hacen saber", confiesa.

Así, Michavila menciona a muchos igers, como ella, que están abriendo nuevos caminos creativos. Los fotógrafos que enumera son un listado imprescindible para cualquier aficionado de la fotografía móvil.

"A @Sionfullana por su gran capacidad de contar historias profundas o cotidianas a través de sus fotos. @Anton_in_nyc y @osqui por su facilidad para trabajar desde el humor y la ironía. A @aniexe y @maicamero por la creación de submundos", explica.

Además, nombra a @wesq @koci @konstructivist @lafletcher, por la recreación de ambientes, y a @mustafaseven, por su manera de captar momentos y emociones. "Me gusta @magneticart por su fotoperiodismo y @saturninofarandola por la profundidad de sus retratos; y @ele_ por la paz que transmiten sus imágenes", continúa.

Tras unos primeros meses de actividad intensa en Instagram, Aurora Michavila ha encontrado un equilibrio entre la fotografía móvil y su vida cotidiana.Ahora, nos cuenta, disfruta de su pasión de una forma "menos adictiva".

"A mí, lo que me apasiona es la fotografía. E Instagram es una plataforma más. Es cierto que te ofrece mucha vida social (online y offline) y comentarios inmediatos sobre tus fotos; pero mi mesa tiene muchas más patas. Y, en este momento, me interesa más ver cómo mis fotos pueden traspasar Instagram", dice la fotógrafa.

En este sentido, Michavila cree que la magia de los inicios de la app se ha perdido, no tanto por los temores que provocó su compra por parte de Facebook o por la expansión al mercado Android, si no más bien por los propios instagramers.

"La gente se cansa, se le dan nuevos significados a la plataforma, los egos crecen, se mezcla lo personal con la intención fotográfica. En fin, que el futuro depende de muchos agentes", opina.

Michavila se encuentra en estos momentos trabajando en su propia web y en un primer libro temático. Acaba de inaugurar también la exposición virtual 24 hour Project, una muestra que recoge las imágenes que 65 instagramers tomaron el pasado 24 de marzo, durante 24 horas seguidas, en 35 ciudades distintas.