La vanguardia fotográfica británica llega a la Sala Santa Inés con obras de Ori Gersht, Idris Khan y Boo Ritson

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS) La Sala Santa Inés de Sevilla acoge desde hoy y hasta el próximo día 3 de mayo la exposición 'Orden desde el Caos. Fotografía británica contemporánea', compuesta por 42 imágenes de gran formato --algunas alcanzan los 2 por 3 metros-- de los artistas anglosajones Ori Gersht, Idris Khan y Boo Ritson, que figuran entre los más destacados autores de la fotografía actual y que con sus últimos trabajos representan el nuevo pictoralismo del siglo XXI. Esta exposición del Centro Andaluz de la Fotografía (CAF), que fue presentada hoy por la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, reúne por primera vez juntos en la capital hispalense a estos tres creadores que encarnan tanto al fotógrafo como al artista, empleando los últimos avances tecnológicos a modo de pincel, bisturí y lienzo. En este sentido, Torres destacó que Gersht, Khan y Ritson "son ahora mismo la punta de lanza de una fotografía, la británica, que a su vez es vanguardia de este género en Europa e incluso en el mundo", y ahora se podrán ver en Sevilla a través de una muestra organizada por el CAF, "que nació con la vocación de dar a conocer las vanguardias y movimientos que la fotografía tiene en el mundo, al tiempo que lleva al exterior la fotografía andaluza". Al hilo de ello, la responsable autonómica de Cultura, que estuvo acompañada por una de las comisarias de la muestra, Tamar Arnos, y por Ritson, reseñó que la exposición "muestra las nuevas tecnologías aplicadas al arte más conceptual y clásico, un arte que explota ante la mirada del espectador", valorando que la fotografía "es capaz de compilar todas las buenas artes de la creación y transportar, o bien a un surrealismo absolutamente sensual, o bien a la radicalidad e incluso al futurismo". Junto a las obras, el público podrá contemplar además una instalación audiovisual de Ori Gersht y un vídeo de Idris Khan. Como actividad singular, durante el acto inaugural que se desarrollará en la misma tarde de hoy, Boo Ritson ofrecerá en directo una performance con la ayuda de una modelo, a la que caracterizará y pintará directamente sobre su piel. Posteriormente, los visitantes podrán fotografiar e inmortalizar esta escultura efímera, viva, emulando así el trabajo de la propia artista. El trabajo de Ori Gersht se caracteriza por la creación de escenas en tres dimensiones inspiradas en naturalezas muertas holandesas y francesas, que a continuación congela con nitrógeno líquido, detona y fotografía utilizando las técnicas fotográficas y los controles de velocidad más avanzados. En la vanguardista instalación de vídeo titulada 'Pomegranate', lo último en videoarte, la artista recurre a dos fuentes discordantes de la historia del arte, como son la pintura de bodegones y la fotografía de alta velocidad. 30 MINUTOS DE PERFORMANCE Por su parte, Idris Khan compone sus imágenes con el fin de aportar nuevas lecturas de la historia de la fotografía, el arte, la literatura y la música. Así, superpone imágenes, textos o partituras creando megaimágenes únicas, muy en la línea del francés Batut en el siglo XIX. Así lo ha hecho con cuadros de Turner, fotos de edificios industriales de los Becher, textos de Freud o sonatas de violonchelo de Bach. Por último, Boo Ritson, en lugar de pintar sobre un lienzo, lo hace directamente sobre sus modelos para después fotografiarlas antes de que la pintura se seque, para lo cual dispone de 30 minutos escasos.