Un fotógrafo rebate la versión dada sobre la caída de Madonna de un caballo

  • Nueva York, 20 abr (EFE).- Un fotógrafo que tomó imágenes de Madonna poco después de que ésta se cayera del caballo en el que montaba el pasado fin de semana en Nueva York rebate la versión ofrecida por la representante de la cantante, y asegura que no se debió a la presencia de unos "paparazzi".

Un fotógrafo rebate la versión dada sobre la caída de Madonna de un caballo

Un fotógrafo rebate la versión dada sobre la caída de Madonna de un caballo

Nueva York, 20 abr (EFE).- Un fotógrafo que tomó imágenes de Madonna poco después de que ésta se cayera del caballo en el que montaba el pasado fin de semana en Nueva York rebate la versión ofrecida por la representante de la cantante, y asegura que no se debió a la presencia de unos "paparazzi".

"Yo llegué diez minutos después de que se cayera y estuve haciendo fotos desde la carretera. No sé de lo que está hablando (la representante de Madonna, Liz) Rosenberg", defiende el fotógrafo Thomas Hinton en el diario Newsday, que hoy dedica su portada a este incidente.

La cantante de 50 años sufrió este fin de semana un accidente mientras montaba a caballo en los Hamptons, un lugar de veraneo de la alta sociedad neoyorquina.

Según explicó Rosenberg, la reina del pop se cayó al suelo cuando unos fotógrafos salieron de repente de entre los arbustos para sacarle fotos y el caballo se asustó, lo que hizo que la cantante perdiera el control sobre él.

Sin embargo, Hinton, un fotógrafo independiente de 34 años, defiende que "el único fotógrafo presente" en el momento del accidente era Steven Klein, amigo y anfitrión de la cantante en los Hamptons.

Añade que él recibió el rumor de que Madonna iba a ir a los Hamptons en helicóptero y la localizó en el momento de su llegada a la finca de Klein, por lo que se situó en una carretera pública cercana desde la que trató de hacer fotos.

"Estaba tan tapado por los árboles (que separaban la carretera de la finca) que desistí", añade el fotógrafo, quien afirma que poco después fue informado de que una mujer de 50 años había tenido un accidente en esa misma dirección, por lo que regresó para tomar fotos de nuevo.

"Si un fotógrafo hubiera estado tan cerca como para asustar al caballo, ya habríamos visto fotos de ello y la Policía ya estaría buscando al fotógrafo", dijo.

La cantante y actriz fue trasladada inmediatamente a un hospital de Southampton (Nueva York), donde le curaron los rasguños y contusiones y fue dada de alta, aunque deberá someterse a nuevos exámenes médicos.