Una exposición redescubre en Segovia una sillería del XVI y tapices diseñados por Rafael

  • Segovia, 13 feb (EFE).- Una exposición abierta hoy en el torreón medieval de Lozoya, en Segovia, ha sacado a la luz después de más de cien años la sillería del coro del monasterio de El Parral, del siglo XVI, y otros objetos como unos tapices de esa época tejidos en Bruselas sobre cartones diseñados por el pintor Rafael.

Una exposición redescubre en Segovia una sillería del XVI y tapices diseñados por Rafael

Una exposición redescubre en Segovia una sillería del XVI y tapices diseñados por Rafael

Segovia, 13 feb (EFE).- Una exposición abierta hoy en el torreón medieval de Lozoya, en Segovia, ha sacado a la luz después de más de cien años la sillería del coro del monasterio de El Parral, del siglo XVI, y otros objetos como unos tapices de esa época tejidos en Bruselas sobre cartones diseñados por el pintor Rafael.

Con el lema de "Mecenazgo y poder en la España del siglo XVI. Colecciones del Museo Arqueológico Nacional", el muestrario está integrado por más de ochenta piezas como pinturas, esculturas, objetos de platería, tapices o retablos de esmalte.

El recorrido se divide en tres espacios diferentes que a su vez se corresponden con otros tantos sectores de la vida en el siglo XVI: el mundo religioso, el civil y el funerario, según ha explicado Carmen Mañueco, comisaria de la exposición promovida por el Ministerio de Cultura y la entidad financiera Caja Segovia.

Dentro el ámbito religioso se inscribe la presencia de un Cristo a la columna, obra de un desconocido seguidor de Miguel Ángel, y el dramático Llanto sobre Cristo muerto, una escultura anónima perteneciente a la Escuela Palentina.

Se exhiben también las distintas escenas que compusieron el retablo de alabastro del convento de Santa Mónica, en Zaragoza, así como pequeños retablos de esmalte realizados en Limoges y en Aragón, una vidriera procedente de Burgos, trípticos pictóricos de Flandes y un Crucificado vaciado según modelo de Miguel Ángel.

Del sector civil destaca un tondo (adorno circular) de mármol con la efigie de Alfonso V de Aragón inspirado en monedas romanas, atribuido a Laurana, objetos de plata realizados en Castilla, además de figuras de bronce fundidas por artistas italianos como Pier Jacopo Alari Bonacolsi, Vittore Gambello o Severo de Rávena.

La comisaria ha resaltado la presencia de dos tapices de la serie Los Apóstoles que toman como cartones los que pintó Rafael para el Papa, en 1510, y tejidos en Bruselas; un retrato de Felipe II, de Sofonisba Anguissola o la pintura de Felipe III, obra de Pantoja de la Cruz.

Ocupa especial lugar la sillería del Monasterio de El Parral de Segovia, propiedad del Museo Arqueológico Nacional, ya que existe otra parte que se conserva en la Basílica de San Francisco el Grande, en Madrid, adonde llegó como consecuencia de la Desamortización de Mendizábal, en 1836.

Fue tallada por Bartolomé Hernández Alemán, hacia 1530, con un programa iconográfico "muy interesante", en opinión de Carmen Mañueco, donde el tema de los relieves es el Apocalipsis, basado formalmente en estampas de Alberto Durero.

La iconografía de la sillería alta, con sus espectaculares respaldos tallados, se adelanta a los presupuestos del Concilio de Trento al potenciar la imagen de los santos como mediadores válidos entre el cristiano y Dios.

Las obras proceden en su mayoría del Museo Arqueológico Nacional, que actualmente se encuentra en un momento complicado de tránsito y movimiento de colecciones, según su directora, Rubí Sanz Gamo, que ha definido la exposición como "justa y precisa, no exagerada ni recargada de objetos, para que los visitantes gocen y aprendan.

Además, hay aportaciones del Alcázar de Segovia y de la colección de Caja Segovia.

Por su parte, el presidente de la entidad de Ahorro, Atilano Soto, ha pedido al Museo Arqueológico Nacional, dependiente del Ministerio de Cultura, que la sillería que se conserva en sus instalaciones pueda volver a colocarse en el Monasterio de El Parral.

Esta muestra, organizada por el Ministerio de Cultura, forma parte de un amplio programa de actividades que se desarrollará hasta finales del mes de mayo, bajo la denominación genérica "Segovia Renacentista", en la que Caja Segovia invierte un total de 330.000 euros.

Las actividades incluyen la organización de rutas turísticas por la capital y la provincia por aquellos lugares más significativos del renacimiento segoviano, en los que se podrá ver el Monasterio del Parral, la Casa de la Moneda, el Convento de los Carmelitas o el retablo de la iglesia de Carbonero el Mayor.