El pueblo francés contra el rapero de Normandía

El pueblo francés contra el rapero de Normandía

El pueblo francés contra el rapero de Normandía

PARIS, 30 (EUROPA PRESS) Un joven rapero de 26 años nacido en la costa de Normandía ha logrado la hazaña de unir a socialistas, comunistas y conservadores en la Asamblea Nacional francesa. Su -cuestionable- mérito consiste en haber compuesto la canción 'Sale Pute', que los políticos consideran que incita a la violencia contra las mujeres. "Si te rompo un brazo, considera que lo hemos dejado de buenas". Así de explícita es la letra que ha compuesto Aurelien Contentin, conocido por su nombre artístico Orelsan, con el que ha publicado su primer álbum de rap. Un artista del hip-hop atípico, lejos de los estándares del rapero de los suburbios de las grandes urbes protestando contra un sistema que le tiene olvidado. Contentin es un chico blanco de 26 años nacido en un pueblo de la costa de Normandía, en el seno de una familia de clase media. Sus letras hablan del aburrimiento y la falta de esperanza que existe en las provincias francesas, lo que ha derivado en una especie de epidemia de drogas en las zonas rurales del país vecino. En cualquier caso, sólo con su primer disco, Orelsan ya se ha ganado el sobrenombre de 'Eminem francés'. Sin embargo, no todos celebran sus letras de protesta. En los últimos días, según informaciones de 'The Guardian' recogidas por Europa Press, una canción que escribió hace dos años llamada 'Sale Pute' ha levantado la ira de los sectores feministas galos. Su letra en la que un personaje arremete a golpes con su novia porque la ha pillado mintiendo no ha sido precisamente bien recibida por las feministas. Las feministras han logrado el apoyo de los comunistas, que han definido 'Sale Pute' como "una incitación al odio contra las mujeres" y han reclamado que se le expulse del carte de Le Printemps de Bourges, uno de los mayores festivales de música de Francia que se celebra el mes que viene. Los socialistas han apoyado también estas reclamaciones, recalcando que el país sufre de altos niveles de violencia contra las mujeres. Y el Gobierno de Nicolas Sarkozy se ha unido a las críticas. La ministra de Cultura, Christine Albanel, ha reclamado directamente que el vídeo de la canción se retire de Youtube y de su equivalente galo, Dailymotion, ya que "la libertad de expresión se detiene donde la incitación a la violencia y el odio enfermizo empiezan". Youtube no ha retirado el vídeo, aunque lo ha restringido, y los responsables del festival se han negado a expulsarle del cartel, alegando que la canción no forma parte de su repertorio o de su álbum. El rapero, por su parte, se ha defendido pidiendo disculpas por si la canción ha podido molestar a alguien. Las letras, dice Orelsan, son parte de un personaje que creó para el tema en cuestión y no significa que nada de lo que dice sea real. "No soy un misógeno. Nunca le he pegado a una mujer", afirma el joven, que hace un tiempo ya dejó claro que "Eminem es mucho más hardcore que yo, porque yo nunca insultaría a mi madre". En cualquier caso, no es la primera vez que el prestigioso rap francés se ve en un aprieto con la Justicia. En 2005, siendo Sarkozy ministro del Interior, demandó a un cantante por considerar que incitaba a la violencia contra la Policía en un momento de incidentes callejeros especialmente graves en Francia. También en 2007, uno de los raperos más famosos, Monsieur R, fue absuelto de ofender la decencia pública después de que un político del partido conservador le demandará por decir que se meaba en Napoleón y Charles de Gaulle.