Ticketmaster y Live Nation se fusionan para crear un coloso de música en directo

  • Nueva York, 10 feb (EFE).- La firma de venta de entradas Ticketmaster y el promotor de conciertos Live Nation anunciaron hoy su fusión a través de una operación valorada en 2.500 millones de dólares y que es vista con cierto recelo, dada la gran posición de dominio en su sector que podría tener la empresa resultante.

Ticketmaster y Live Nation se fusionan para crear un coloso de música en directo

Ticketmaster y Live Nation se fusionan para crear un coloso de música en directo

Nueva York, 10 feb (EFE).- La firma de venta de entradas Ticketmaster y el promotor de conciertos Live Nation anunciaron hoy su fusión a través de una operación valorada en 2.500 millones de dólares y que es vista con cierto recelo, dada la gran posición de dominio en su sector que podría tener la empresa resultante.

Cuando la semana pasada se empezaron a multiplicar los rumores sobre esta fusión, el propio Bruce Springsteen aseguró en un comunicado que "no podría haber nada más perjudicial para el fan, porque volveríamos a una situación cercana al monopolio en la venta de entradas de música".

La operación, que ya ha sido aprobada por los consejos de administración de ambas empresas estadounidenses, establece que cada accionista de Ticketmaster recibirá 1,384 acciones de Live Nation por cada título que tengan de la firma de venta de entradas.

La compañía resultante se llamará Live Nation Entertainment, estará participada al 50 por ciento por cada empresa y será capaz de ahorrar 40 millones de dólares anuales respecto a los gastos actuales conjuntos de ambas firmas.

Esta operación "permitirá a las compañías superar estos difíciles momentos y ampliar las opciones de entretenimiento en directo a audiencias de todo el mundo", aseguró el presidente de Ticketmaster, Barry Diller, a través de un comunicado.

Los analistas creen que el cierre de la operación, previsto inicialmente para final de año, se podría retrasar debido a las pegas que podrían poner las correspondientes autoridades de defensa de la competencia, ya que ambas concentran una gran parte del negocio del entretenimiento en directo en Estados Unidos.

Se calcula que Ticketmaster (cuyas acciones caían hoy el 4,3 por ciento en la Bolsa de Nueva York pasada la media sesión) vende más del 80 por ciento de las entradas de las mayores salas de conciertos y estadios de Estados Unidos, mientras que Live Nation (que bajaba el 6 por ciento) es el mayor promotor de conciertos del mundo.

La semana pasada Bruce Springsteen se mostró "furioso" con Ticketmaster, que vende las entradas de su próxima gira, tras descubrir que muchos de sus seguidores fueron redirigidos a una plataforma de reventa y pagaron un precio tres o cuatro veces superior al estipulado.

La página web de Springsteen publicó un comunicado en nombre del cantante estadounidense y del equipo que organiza su gira "Working on a Dream", en el que aseguran estar "furiosos por el abuso de la confianza" que ellos y sus fanes habían "depositado en Ticketmaster", que posteriormente pidió disculpas y enmendó su error.

La oficina de la fiscal general de Justicia de Nueva Jersey envió un comunicado a la organización de la gira, en el que aseguraba que estaba investigando el caso y confirmaba que su servicio de atención al consumidor había recibido más de 250 quejas, lo que les había llevado a elaborar un formulario específico para ese asunto.

El equipo de Springsteen también expresó entonces su temor de que Ticketmaster y Live Nation, las dos mayores empresas del país en sus negocios, decidieran fusionar sus actividades, un rumor que ya habían publicado varios medios estadounidenses pero que hasta hoy no confirmaron las empresas implicadas.