Cantabria exhibe su riqueza arqueológica en un museo para todos

  • Santander, 27 jun (EFE).- Cantabria exhibe a partir de hoy las mejores piezas de su rico patrimonio arqueológico en el nuevo Museo de Prehistoria y Arqueología, un espacio expositivo pensado para todos los públicos que propone un recorrido cronológico e interactivo desde el Paleolítico a la Edad Media.

Cantabria exhibe su riqueza arqueológica en un museo para todos

Cantabria exhibe su riqueza arqueológica en un museo para todos

Cantabria exhibe su riqueza arqueológica en un museo para todos

Cantabria exhibe su riqueza arqueológica en un museo para todos

Santander, 27 jun (EFE).- Cantabria exhibe a partir de hoy las mejores piezas de su rico patrimonio arqueológico en el nuevo Museo de Prehistoria y Arqueología, un espacio expositivo pensado para todos los públicos que propone un recorrido cronológico e interactivo desde el Paleolítico a la Edad Media.

Su apertura es también un reencuentro con el patrimonio arqueológico de la comunidad autónoma, que reúne en su territorio diez cuevas con arte rupestre declaradas patrimonio de la humanidad por la Unesco, entre ellas la de Altamira.

En 2009 cerró sus puertas el antiguo Museo de Prehistoria, inaugurado en 1941, y las piezas que se exhibía han estado guardadas desde entonces.

Ahora vuelven a ver la luz, junto a otras muchas inéditas, que han sido halladas en los últimos años, en el Mercado del Este.

El nuevo museo reúne cerca de 3.000 objetos y, con sus 2.000 metros cuadrados, multiplica por seis el espacio expositivo del anterior.

El visitante podrá contemplar de nuevo las estelas cántabras y las joyas del arte mueble paleolítico talladas en asta o en hueso y descubrir, además, nuevos hallazgos, como un propulsor encontrado en la cueva del Mirón, una varilla decorada con dos cabezas de cabra procedente de La Garma o el enterramiento mesolítico de El Truchiro.

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego y el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna han inaugurado el museo con un recorrido por sus salas, cuyo montaje expositivo se basa en una ambientación escenográfica que permite situar cada pieza en su contexto y que el visitante entienda cómo vivían quienes utilizaron los objetos que tiene ante sus ojos.

En ese viaje al pasado - diseñado por el director del museo, Pedro Fernández Vega - podrá explorar las terrazas fluviales en las que sus antepasados del Paleolítico encontraban materia prima, adentrarse en una réplica de la cueva de La Garma, ver la recreación de una excavación del Neolítico o saber como era una cabaña cántabra.

También podrá introducirse bajo un dolmen de un túmulo megalítico, visitar una casa romana a través de un viaje virtual y contemplar las piezas más destacadas del arte mueble prehistórico hallado en Cantabria en vitrinas cilíndricas que recuerdan a estalactitas y estalagmitas.

Audiovisuales y cartelas digitales se suman a ese recorrido didáctico que busca que el visitante aprenda mientras se divierte y salga con el deseo de saber más, de acercarse a Santillana del Mar para contemplar la replica de la cueva de Altamira y su museo y el resto de las cavidades con arte rupestre abiertas al público en la comunidad autónoma.

Según el presidente de Cantabria, el primer objetivo del museo es "lucir un patrimonio rico, variado y en muchos casos único, representativo de un relato de más de 34.000 años", con una vocación educativa.

Su inauguración, ha destacado, es solo "un primer paso" ya que el antiguo edificio del Banco de España, ahora cerrado y en desuso, será cedido a Cantabria para también "poner en valor" su patrimonio prehistórico y arqueológico y convertirse en la sede de un centro de la Unesco sobre arte rupestre.

El nuevo museo formar ya parte del anillo cultural de la ciudad junto a otras dotaciones "situadas a pocos metros" como el centro de interpretación de los antiguos diques de Santander, el que próximamente mostrará en la Plaza Porticada los vestigios de su antigua muralla y el futuro Centro Botín, ahora en construcción, ha destacado el alcalde.