Celebran con chocolate el aniversario de la abolición de la esclavitud

  • Caracas, 24 mar (EFE).- Una exposición y una feria del chocolate artesanal reivindicaron hoy en Caracas el 155 aniversario de la abolición de esclavitud en Venezuela, ligada en el país caribeño a la producción del llamado "alimento de los dioses".

Celebran con chocolate el aniversario de la abolición de la esclavitud

Celebran con chocolate el aniversario de la abolición de la esclavitud

Caracas, 24 mar (EFE).- Una exposición y una feria del chocolate artesanal reivindicaron hoy en Caracas el 155 aniversario de la abolición de esclavitud en Venezuela, ligada en el país caribeño a la producción del llamado "alimento de los dioses".

El 24 de marzo de 1854 el entonces presidente de Venezuela, José Gregorio Monagas, tipificó como delito la esclavitud, que afectaba entonces a más de 40.000 personas de origen africano cuyos antepasados sufrieron el yugo durante tres siglos.

La Biblioteca Nacional de Venezuela alberga esta muestra que recoge documentos, fotografías y mapas de la época en la que se soltaron los grilletes, aunque sólo los de metal, ya que la mayoría continuó trabajando en las plantaciones de cacao en las que les ubicaron a su llegada a América en régimen de explotación.

La directora cultural de este centro, Belkys Romero, explicó hoy en declaraciones a Efe que la muestra y la feria reivindican el nuevo modelo de producción de los campesinos que se dedican a este fruto base para la elaboración del chocolate.

"Se trata de otra visión de la producción por medio de las cooperativas y la producción social y artesanal, sin sometimiento", dijo Romero y recordó que en la época colonial el café y el cacao venezolanos eran considerados "los más exquisitos del mundo".

Una de esas cooperativas compuestas por pequeños empresarios que tratan de llegar al mercado traspasando las barreras comerciales que supone competir con las grandes compañías de chocolate suizo, es la Cooperativa de Productores y Servicios Rurales de la región de Barlovento, en el estado de Miranda.

Uno de sus socios, Manuel Gómez, afirmó a Efe que no se debe olvidar que los actuales campesinos productores del fruto tienen su origen en la abolición de la esclavitud, que tras un largo proceso de liberación consiguieron "dar el salto cualitativo de hacer cacao de calidad de manera autónoma, sin depender del terrateniente".

Esta cooperativa, que lleva un año de funcionamiento, facturó 500.000 bolívares fuertes (unos 233.000 dólares) en 2008 y calcula llegar a 700.000 bolívares fuertes (unos 325.000 dólares) este año.

Por eso, Gómez ligó el desarrollo de este sector de la economía al aumento de la calidad de vida en las regiones productoras, ya que "genera empleo y bienestar en las comunidades campesinas", subrayó.

Además, consideró de gran importancia el consolidar la identidad de este chocolate "típicamente campesino y artesanal" como parte de la historia del país y de su patrimonio cultural.

Entre sus metas está el promover el consumo artesanal de este producto "que los propios venezolanos desconocen" y que, recordó, "más que golosina es un alimento".

"Se trata de un chocolate mucho más sano que el industrializado, con menos azúcar y más cacao", explicó Gómez, quien destacó como sus principales propiedades "que favorece el buen funcionamiento del corazón y las arterias, no engorda, es antioxidante, antidepresivo y, lo más importante, es bueno para el amor".