La integración latinoamericana vive una etapa crítica, según un historiador español

  • La Paz, 15 may (EFE).- Los proyectos de integración regional en América Latina viven una "etapa crítica muy grave" debido al "exceso de nacionalismo", los nuevos conflictos bilaterales y la "improvisación", según el historiador e investigador español Carlos Malamud.

La integración latinoamericana vive una etapa crítica, según un historiador español

La integración latinoamericana vive una etapa crítica, según un historiador español

La integración latinoamericana vive una etapa crítica, según un historiador español

La integración latinoamericana vive una etapa crítica, según un historiador español

La Paz, 15 may (EFE).- Los proyectos de integración regional en América Latina viven una "etapa crítica muy grave" debido al "exceso de nacionalismo", los nuevos conflictos bilaterales y la "improvisación", según el historiador e investigador español Carlos Malamud.

En entrevista con Efe en La Paz, este catedrático en Historia de América de la Universidad de Educación a Distancia (UNED) e investigador del Real Instituto Elcano afirmó que el desafío de la integración latinoamericana es un "sueño realizable" que necesita, sin embargo, despejar "incertidumbres".

Según Malamud, uno de los factores que traba la integración en Latinoamérica es el "exceso de nacionalismo" de muchos países, lo que dificulta la cesión de cuotas de soberanía a instancias supranacionales "vitales" para avanzar en esos procesos.

El fenómeno nacionalista ha hecho aflorar nuevos conflictos bilaterales que ya no responden exclusivamente "a la vieja lógica de los diferendos fronterizos", sino que tienen otras raíces económicas y políticas.

Malamud citó ejemplos como la disputa entre Argentina y Uruguay por el conflicto de las papeleras, las diferencias entre Brasil y Paraguay por la represa binacional de Itaipú o la actual crisis entre Bolivia y Perú por el asunto de los asilos concedidos por Lima a ex ministros imputados en un caso de genocidio.

"Estas cuestiones están aflorando hoy con más fuerza que nunca y nos hablan también de fuertes divisiones dentro de América Latina, que antes era un bloque mucho más homogéneo", dijo Malamud.

El catedrático de la UNED advirtió, asimismo, que ha resultado "falsa" la teoría de que con más Gobiernos de izquierda en la región la integración se iba a acelerar o que los conflictos bilaterales desaparecerían.

Además de superar estos "lastres", Malamud ve necesario despejar "una serie de incertidumbres" en torno a los procesos de integración "y tener muy claro para qué se quiere integrar, cómo y con qué herramientas".

"Esto implicaría dejar atrás, en buena parte, la improvisación con la que se ha trabajado permanentemente, una improvisación que se hace descansar en una decisión más o menos genial de algún presidente de la región y no en estudios serios sobre los distintos problemas a solucionar", comentó el investigador español.

Carlos Malamud visita Bolivia esta semana, a invitación de la Academia Boliviana de la Historia y la Agencia Española de Cooperación (AECI), para participar en una serie de conferencias sobre las revoluciones de independencia, con motivo de los bicentenarios americanos.

Este ciclo de conmemoraciones se iniciará el 25 de mayo en la ciudad boliviana de Sucre (sur), donde en 1809 se produjo el primer grito libertario de América contra la administración colonial española.

A su juicio, la celebración de los 200 años de independencia debería servir para conjugar dos aspectos: el histórico para interrogar al pasado "con preguntas del presente" y otro enfocado a analizar la situación actual de las naciones latinoamericanas y sus perspectivas de futuro en un mundo globalizado.

Sobre el papel de España en estas conmemoraciones, Malamud opinó que los aniversarios de independencia han sido siempre "fenómenos estrictamente nacionales y lo van a seguir siendo", aunque en el caso de los bicentenarios el Gobierno español ha decidido "acompañar" estos procesos".

En cualquier caso, este investigador cree que la conmemoración puede suponer un buen momento para debatir cómo se pueden mejorar las relaciones entre España y América Latina y propuso como temas de análisis las oportunidades económicas que puede representar el compartir un mismo idioma o la apuesta por el desarrollo de las energías alternativas.

También advirtió, como refleja en su trabajo publicado por el Real Instituto Elcano "Los riesgos de España frente a los bicentenarios: populismos, nacionalismos e indigenismos", que algunos Gobiernos americanos podrían aprovechar para "inflamar" sus discursos "anti-españoles".

"Esto tiene una intencionalidad muy clara vinculada a encontrar un chivo expiatorio para descargar los propios problemas", según Malamud, quien opina que "los principales responsables de lo que ocurre en América Latina son los propios latinoamericanos".