Obispado y Cultura restaurarán este año siete iglesias, entre ellas la Virgen Grande de Torrelavega, y abrirán al público 50 templos

SANTANDER, 20 (EUROPA PRESS)

El convenio para la restauración del patrimonio religioso 2009 entre la Diócesis de Santander y la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria incluye actuaciones en siete iglesias, entre ellas la de la Virgen Grande de Torrelavega, y la apertura al público de 50 templos situados por toda la geografía regional.

Así lo anunciaron hoy en rueda de prensa el obispo de Santander, Vicente Jiménez, y el consejero de Cultura, Francisco Javier López Marcano, cuyo departamento ha invertido 2,6 millones de euros en esta legislatura en 93 intervenciones sobre patrimonio de la Iglesia. Así, desde 2003, la Consejería ha realizado un total de 469 intervenciones (376 en la legislatura anterior) con un presupuesto de 18 millones de euros.

Este año, según el acuerdo de la comisión mixta entre Cultura y la Diócesis, se invertirán 500.000 euros en actuaciones en las iglesias de la Virgen Grande, en Torrelavega (213.078 euros), ermita de San Judas, en Santa Cruz de Bezana (40.000 euros), iglesia de Piñera, en Peñarubia (12.000 euros), iglesia de Navajeda, en Entrambasaguas (100.000 euros), convento de las Trinitarias en Suances (18.000 euros), iglesia de Ruiseñada, en Comillas (90.000 euros) y de Bustamante, en Campoo de Yuso (25.000 euros).

La actuación "más importante", explicó López Marcano, es la que se llevará a cabo en el templo de Torrelavega, que, aunque no presenta deficiencias estructurales, sí padece un envejecimiento del hormigón, sobre todo en la espadaña y en el pasillo perimetral, que están "deteriorados". Por ello, la comisión mixta ha decidido seguir las recomendaciones de los técnicos y "actuar rápidamente para evitar males mayores", indicó el consejero.

Por otra parte, Obispado y Consejería acordaron la apertura al público de 50 templos durante este verano, "atomizados por toda la geografía", que van desde la Catedral de Santander hasta la colegiata de San Martín de Elines, en Valderredible. Con un presupuesto de 150.000 euros, la actuación permitirá contratar a 33 guías turísticos que prestarán sus servicios del 1 de julio al 15 de septiembre.

El obispo mostró su satisfacción por la colaboración "muy generosa y cuantiosa" de la Consejería de Cultura, y destacó que Cantabria tiene un patrimonio histórico, cultural, documental y archivístico "muy rico", gran parte del cual pertenece a la Iglesia.

Jiménez afirmó que el patrimonio son "las señas de identidad de un pueblo" y "por justicia" hay que conservarlo para legarlo a las generaciones futuras, y que el patrimonio es "rentable" porque revierte en la generación de riqueza (servicios, transporte, etcétera).

Por otra parte, a preguntas de la prensa, López Marcano informó que actualmente se está trabajando en el pliego de condiciones para la instalación de sensores de la iglesia de Santa María de la Asunción de Castro Urdiales. Recordó que el templo es objeto de un plan especial "muy ambicioso y delicado", cuyo desarrollo es "lento pero seguro" y que "va a garantizar la supervivencia en los próximos ocho siglos".