Once edificaciones de la Región reciben la declaración de Bien de Interés Cultural

MURCIA, 30 (EUROPA PRESS)

El Ejecutivo regional otorgó hoy la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento a un total de once edificaciones de la Región ubicadas en los municipios de Murcia, Cartagena, Lorca, Caravaca de la Cruz, Jumilla, Mula, Aledo, Cehegín y Alcantarilla.

Se trata de la iglesia de San Miguel Arcángel de Murcia, el Casino de Cartagena, la iglesia y convento del Carmen de Lorca, la iglesia monasterio de Nuestra Señora del Carmen, y el convento e iglesia de la compañía de Jesús, ambas en Caravaca de la Cruz, así como la iglesia de San Miguel Arcángel y el convento e iglesia de San Francisco en Mula, el Monasterio de Santa Ana del Monte de Jumilla, la iglesia de Santa María la Real de Aledo, el Palacio de los Fajardo de Cehegín, y la ermita de Nuestra Señora de la Paz de Alcantarilla.

La iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel se ubica en la ciudad de Murcia, en el corazón del barrio al que da nombre, próxima al Palacio de San Esteban, actual sede de la Presidencia del Gobierno regional.

Consiste en un templo cargado de historia, solar donde se solapan cultos y oraciones de diferentes culturas (como la existencia de mezquitas dispersas fuera de la muralla) y pieza fundamental en la génesis de uno de los barrios más importantes de Murcia. En sí misma es un hito, ya que se trata del primer ejemplo en Murcia de la tipología de iglesia de una sola nave con capillas laterales comunicadas entre contrafuertes.

El exterior de la iglesia presenta una arquitectura sobria y contenida, en la que San Miguel aparece por vez primera en Murcia para ser modelo de muchos de nuestros templos levantados durante la primera mitad del siglo XVIII bajo los auspicios de los obispos Belluga y Mateo.

El Casino de Cartagena es un edificio de estilo modernista que se ubica en la calle Mayor de la ciudad y se convierte en el emblema de la burguesía de finales del XIX y primer tercio del XX.

En conjunto, el Casino de Cartagena es una buena muestra de la arquitectura y sobre todo, de los espacios modernistas. Al mismo tiempo, es el máximo exponente de la sociedad que dio lugar al carácter dominante en el centro histórico declarado actualmente Conjunto Histórico.

La iglesia y convento del Carmen de Lorca es un conjunto que se ubica en la calle Nogalte del municipio y es la última de las iglesias conventuales de la ciudad, de la segunda mitad del siglo XVIII, por lo que se encuadra dentro del barroco tardío.

Es un templo de amplias dimensiones, de planta basilical de tres naves, divididas en cinco tramos, con altares laterales adosados, crucero, capilla mayor, y coro alto a los pies. El interior es un espacio ordenado y sereno, los pilares dobles, con pilastras adosadas, cajeadas y con capitel compuesto, que sujetan al entablamento que recorre todo el ámbito de la nave central.

La iglesia monasterio de Nuestra Señora del Carmen de Caravaca de la Cruz se ubica en la calle Corredera. El conjunto monacal (XVII-XVIII), está compuesto por la Iglesia, el Convento, la inacabada Capilla de Santa Teresa y el huerto, responde a la tipología característica de los Carmelitas Descalzos y conserva toda su coherencia original tanto en lo referente a la fisonomía como al uso.

El convento e iglesia de la compañía de Jesús en Caravaca de la Cruz es un amplio y monumental complejo arquitectónico que destaca en el tejido urbano de la ciudad por sus dimensiones y categoría estética.

Mientras que la de San Francisco de Mula se inscribe en el siglo XVI, en plena expansión del municipio. Ubicado sobre el emplazamiento de lo que fue el Hospital de San Pedro, ocupado por los franciscanos en el siglo XVI, adquiere su actual fisonomía dos siglos más tarde, con la profunda renovación de todo el conjunto monástico.

La iglesia de San Miguel Arcángel de Mula se ubica en el casco antiguo de Mula, en las estribaciones del cerro del castillo y se inscribe dentro del estilo barroco, si bien su datación es anterior.

El monasterio de Santa Ana del Monte de Jumilla, construcción que data de los últimos años del siglo XVI, es el ejemplo más representativo de la conjunción entre arquitectura conventual y naturaleza, donde se sigue manteniendo el carácter del lugar, el objetivo de vida contemplativa perfectamente identificado con la escala y simplicidad del paisaje mediterráneo.

La iglesia de Santa María la Real de Aledo se encuentra ubicada en el casco histórico, junto a la Torre del Homenaje, a cuyo lado se encuentra un excepcional mirador desde el que se divisa una magnífica panorámica del valle del Guadalentín.

El Palacio de los Fajardo de Cehegín está ubicado en el Barrio del Puntarón, en la Plaza del castillo, actual Plaza de la Constitución, colindante con el Antiguo Concejo y próximo a la Iglesia de la Magdalena y a otros edificios señoriales levantados en los siglos XVII y XVIII.

La ermita de Nuestra Señora de la Paz de Alcantarilla está situada en el Paraje de la Voz Negra, donde se alzan también una casa torre y otras construcciones populares ligadas, en origen entre sí, ya que formaban parte de una gran propiedad.