Trasladadas al museo provincial las estelas menhires del Neolítico, recuperadas en Trigueros (Huelva)

HUELVA, 24 (EUROPA PRESS)

El Museo Provincial de Huelva acoge ya una serie de estelas menhires pertenecientes a un conjunto arqueológico ubicado en el término municipal de Beas y formado por el dolmen de Fuente de la Corcha y un asentamiento neolítico del 5.000-4.000 a.de C., tras su recuperación por parte de la Consejería de Cultura de una finca privada a la que se habían trasladado en la década de los 70.

La Delegación Provincial de Cultura inició a finales del pasado febrero un procedimiento de urgencia tras tener constancia gracias al arqueólogo José Antonio Linares de la existencia de estas estelas en la finca, según explicó la Junta en una nota.

Con dicha actuación, la Junta de Andalucía pretendía garantizar la protección y conservación de las piezas, para lo que ha contado con la colaboración del Seprona de la Guardia Civil y del propietario de la parcela, ubicada en término municipal de Trigueros y a 500 metros al suroeste del dolmen, que data del 3.000 a.de C.

Las estelas presentan una morfología de tendencia antropomórfica, con distintos tipos de grabados, geométricos --motivos lineales, trazos en zigzag--, pequeñas cazoletas o cúpulas y puntos, entre otros, que pueden estar representando mediante determinados atributos --como collares, cinturones, ropajes o armas-- a seres concretos de los grupos sociales de la época, que las crearon y usaron para sus rituales y ceremonias. Cuentan además con restos de pigmentos rojos.

Más antiguas que el propio dolmen, las estelas estarían reintegradas y reutilizadas en este monumento, ya que originariamente se ubicarían exentas, colocadas verticalmente y formando parte de estructuras megalíticas neolíticas o aisladas en el territorio. Componen un yacimiento arqueológico excepcional, cuyo régimen de protección está estudiando actualmente la Delegación de Cultura de acuerdo con su alto valor patrimonial.

Para ello, se ha organizado un equipo de investigación formado por los arqueólogos José Antonio Linares y Juan Carlos Vera y por los catedráticos de Prehistoria de la Universidad de Alcalá de Henares y especialistas en arte megalítico de la Península Ibérica Primitiva Bueno y Rodrigo de Balbín. Una vez realizado el estudio de las piezas, se expondrán al público.