Una exposición exhibe en Capitanía fondos históricos de los Regimientos de Caballería 'España' y 'Pavía'

ZARAGOZA, 24 (EUROPA PRESS)

La exposición histórica 'Los Regimientos de Caballería España y Pavía, lanceros y húsares a principios del siglo XX', que se inauguró hoy en el Palacio de Capitanía de Zaragoza, recoge fondos de ambos regimientos, así como otros cedidos por diversas asociaciones y entidades.

La muestra refleja la vida cotidiana de los soldados de esa época, según explicó el comisario de la misma, el brigada Jesús García Campo. Al acto de inauguración también asistieron el general jefe de la Brigada de Caballería, Juan Carlos Medina Fernández, y los coroneles jefes del Regimientos España 11, Francisco Jesús Rodrigo Lorente; y Pavía 4, Manuel Romero Carril.

"La gloria de nuestras unidades no sólo se ha forjado en los campos de batalla, ya que muchos de los regimientos de nuestra arma, de cada tres días de su vida, dos han estado en campaña, sino que también se ha forjado en el silencioso y anónimo quehacer diario, que es lo que realmente forja el alma de los jinetes y les prepara para que después, en las misiones, den el máximo de sí mismos", agregó el General Jefe de la Brigada de Caballería, Juan Carlos Medina Fernández.

Asimismo, Jesús García Campo informó de que la muestra pretende ilustrar la caballería de dos regimientos, el Pavía y el España, "con uniformes de los soldados que son réplicas de la época, según el reglamento de 1909, que es el último que establece uniformes de color".

En este sentido, el comisario de la exposición destacó que la muestra está ubicada en "el antiguo Palacio de Capitanía General de Aragón, que se inauguró en 1893, lo que añade un elemento de contemporaneidad a la exposición".

Por su parte, el coronel jefe del Regimiento España 11 comentó que la exposición reúne "historia, tradiciones y culto a los que nos han precedido, lo que es un pilar fundamental en la formación moral de los militares".

RECREACIONES E IMÁGENES

Además, la exposición dispone de varias publicaciones de la época, como 'Mundo Gráfico' y 'Blanco y Negro', en las que se ilustran imágenes de soldados. También hay juguetería de principios del siglo XX, recreaciones de fraguas, retratos y misivas que los soldados enviaban a sus familias. Asimismo, 'El rincón de héroes' contiene imágenes basadas en los generales Cavalcanti y Primo de Rivera.

En la muestra se mezclan recreaciones, que son piezas originales cedidas por la Asociación Histórica Retrógenes, y reproducciones. Así, la exhibición dispone de dos monturas, un jinete Húsar del Regimiento de Pavía 4 y un lancero del Regimiento de España 11 con uniforme de campaña.

Esta exposición se enmarca en los actos que conmemoran el 350 aniversario del Regimiento de España y el 325 aniversario del Regimiento de Pavía. Por este motivo, también celebrará un ciclo de conferencias de expertos sobre temas de caballería en el Aula Magna de la Facultad de Económicas de Zaragoza. La muestra permanecerá abierta al público hasta el próximo día 3 mayo.

REGIMIENTOS

El Regimiento 'España 11' se formó en 1659, y en 1986 se integró en la Brigada de Caballería 'Castillejos' II. Desde 1992 ha participado en varias operaciones en el exterior, entre ellas, Bosnia y Herzegovina, entre 1992 y 2003; en Kosovo, entre 2002 y 2006; y en el Líbano, donde están destinados varios soldados desde 2008.

El Regimiento Acorazado de Caballería 'Pavía 4' tiene su origen en la llamada 'Pequeña Armada de Pavía' que esta ciudad italiana creó, para su autodefensa, con unos 2.000 infantes, 1.600 jinetes y algunas piezas de artillería, cuando aquellos territorios del Norte de Italia pertenecían a la corona del Emperador Carlos V. Precisamente fue uno de esos soldados de caballos ligeros quien hizo prisionero al Rey de Francia, Francisco I, en la Batalla de Pavía, el 24 de febrero de 1525.

En 1986, siguiendo las directrices del Plan de Modernización del Ejército de Tierra (META), el Pavía comenzó una nueva etapa, al integrarse a la Brigada de Caballería 'Castillejos' II, con una orgánica que incluía un Escuadrón de Plana Mayor, otro de Apoyo y dos Grupos Acorazados. El 27 de diciembre de 1993 se ordenó el traslado del Regimiento a Zaragoza, abandonando así los acuartelamientos de Aranjuez.

Este Regimiento ha participado también en varias misiones de paz en la antigua Yugoslavia, ya que varios miembros del Pavía se han integrado en todas las unidades enviadas por la 'Castillejos' desde el comienzo de la intervención española.