Inclán de García Sánchez, Galiardo y Juan Diego se plasma en la gran pantalla en 'Esperpentos'

Pilar Bardem, María Pujalte, Adriana Ozores y Antonio Dechent son algunos de los actores de este sainete con guión de Rafael Azcona

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La "adoración" que sienten por Ramón María del Valle-Inclán el director José Luis García Sánchez y los actores Juan Luis Galiardo y Juan Diego se plasma en la gran pantalla en 'Esperpentos', una película coescrita por García Sánchez y el desaparecido Rafael Azcona, a partir de las obras 'Las galas del difunto', 'Los cuernos de Don Friolera' y 'La hija del capitán'. La cinta se estrenará con sólo 20 copias en los cines el próximo viernes.

Pilar Bardem, María Pujalte, Adriana Ozores y Antonio Dechent, junto a Galiardo y Juan Diego son sólo algunos de los nombres que destacan en esta producción, en la que también han participado, entre otros, Lara Grube, Manuel Morón, Mabel Rivera, Enrique Villén, Magüi Mira o Pepón Nieto.

En 'Esperpentos' don Manolito (Jesús Franco) y don Estrafalario (Julio Diamante), dos personajes valleinclanescos, pasan sus últimos años de la dictadura de Primo de Rivera siguiendo las pistas de las piezas teatrales escritas por su admirado Valle, prohibidas por orden gubernativa. Un día encuentran una lectura de 'Las galas del difunto', un retrato de los soldados que regresaban tras perder la Colonia.

Otra vez consiguen entrar en una caseta de feria de pueblo y presencian una de las escasas representaciones teatrales de Valle-Inclán: 'Los cuernos de don Friolera', la cruel historia de la defensa de la honra cuartelera. Y hasta tienen la suerte de asistir a la filmación del primer filme valleinclanesco: 'La hija del capitán', un documento jocoso sobre las relaciones entre la Intendencia militar y la defensa de la Patria.

NUEVAS PROPUESTAS ESTÉTICAS

García Sánchez vuelve a embarcarse con 'Esperpentos' en el mundo de las adaptaciones, tras 'Divinas palabras' (1987) y 'Tirano Banderas' (1993). En esta ocasión, el director ha establecido "nuevas soluciones narrativas, propuestas estéticas no convencionales", combinando el blanco y negro con el color y la ficción con imágenes documentales.

La cinta, producida por GONA, cuenta con la participación de Televisión Española, Canal Sur, RtvV y con la colaboración de SGAE/Fundación Autor y Ciudad de La Luz. Con un presupuesto de 3,5 millones de euros, este proyecto tiene como principales impulsores a los actores Juan Diego y Juan Luis Galiardo, a su director, a Azcona y su productor, Juan Gona.

El proyecto nació hace cinco años como una serie en tres entregas, finalmente hubo financiación para llevarla a los cines, no sin dificultades. "Los primeros en financiarla han sido los actores, que han rebajado su caché", recordó el director sobre los orígenes de este "sainete".

Los actores destacaron que no fue difícil adaptarse al lenguaje de Valle-Inclán. "Más que dificultad fue un placer" afirmó Ozores. Bardem, por su parte, que ya hizo en teatro 'Martes de carnaval', señaló que llevar a Valle al cine permitirá a muchas personas "saber que existe un castellano hermoso".

Juan Diego matizó que este guión, para los actores, ha sido como "limpiar el cerebro de otro tipo de lenguaje", porque Valle-Inclán es "un plato exquisito". Mientras que Galiardo dijo haberse acercado al texto "despistado". "Gracias a los compañeros he encontrado al actor que llevo dentro", afirmó el actor, que calificó a García Sánchez de "domador de actores".

MARSÉ Y EL CINE

Durante la rueda de prensa salió a la luz las declaraciones del Premio Cervantes 2008, Juan Marsé, sobre la falta de talento en el cine español. "Hay guiones buenos y malos. El problema del cine en España es más complejo", opinó Juan Diego, quien consideró que en España toda la Cultura pasa por un problema que son las descargas ilícitas en la Red. "Un aplauso para Marsé, que es un gran novelista y por su Premio, pero ya está", zanjó.

Galiardo recordó el "gran pacto de Estado" por el audiovisual que el sector intenta y que lleva en conversaciones con los partidos políticos desde hace año y medio. "Franco fue quien entregó con el doblaje la lengua a EEUU, cuyas películas hablan en castellano como un gran regalo. A partir de ahí empezó el error", consideró. Por último García Sánchez recordó que no sólo se hace mal cine. "Tampoco la literatura española actual está en tan buen momento".