Advierten de un nuevo fraude en internet denominado "pharming"

  • Valencia, 27 may (EFE).- La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU) ha alertado hoy de un nuevo fraude en internet, denominado "pharming" y que consiste en manipular las direcciones DNS (Domain Name Server) que utiliza el usuario.

Advierten de un nuevo fraude en internet denominado "pharming"

Advierten de un nuevo fraude en internet denominado "pharming"

Valencia, 27 may (EFE).- La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU) ha alertado hoy de un nuevo fraude en internet, denominado "pharming" y que consiste en manipular las direcciones DNS (Domain Name Server) que utiliza el usuario.

Esa asociación ha indicado en un comunicado que ese fraude "está proliferando en la red" por lo que los usuarios de internet deben estar "más atentos cuando hagan compras o transacciones bancarias a través de la red".

Esa nueva estafa online, entendida como una variante del "phishing" ya que persigue los mismos objetivos, se define como un tipo de fraude "mucho más complejo y potente" y consiste en que algún tipo de software malicioso se introduce bien en el sistema electrónico del usuario o bien en el de la banca "sin que el usuario lo perciba".

De esa forma, cuando el usuario entre en la página web de su entidad bancaria, por ejemplo, no estará abriendo la página web real de su banco, sino una que imita a la perfección a la original y que le permitirá al delincuente apropiarse de todos aquellos datos personales que el usuario le facilite.

Aunque aparentemente puedan parecer fraudes similares, la diferencia radica en que mientras en el "phishing" se necesita que el usuario realice una acción aislada, en el "pharming" el usuario intentará acceder directamente a la web de su banco o tienda "online", pero el estafador habrá modificado su DNS y por lo tanto, el acceso se producirá por un "re-direccionamiento" de la IP, es decir, el usuario estará accediendo, sin apreciarlo, a una web falsa muy parecida a la real.

Desde AVACU, han recordado a los usuarios de internet una serie de recomendaciones para una navegación segura por la red entre las que figuran que no abran aquellos correos electrónicos de dudosa procedencia, ni ejecute ningún archivo adjunto sin conocer su origen y que antes de efectuar la compra, se asegure que se encuentra en un sitio web seguro.

Además, han hecho hincapié en que el banco "nunca le pedirá vía mail que le facilite números de cuenta o código PIN con el objetivo de modificarlos o por otras acciones, como la devolución de capital. Así pues, no facilite datos personales (números de cuenta, tarjetas de crédito, etc.) a través de la web".

También han indicado que si en algún momento duda, el usuario se ponga en contacto con su entidad bancaria o comercio electrónico.