Asimelec se suma al rechazo del sector ante la posible financiación de TVE por parte de las operadoras

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec) se une a las críticas vertidas por el sector de las telecomunicaciones ante la posibilidad de implantar un modelo de financiación de la televisión pública similar al sistema francés.

En concreto, la patronal señaló hoy que rechaza un modelo de financiación del ente público que contemple imponer tasas al sector de las telecomunicaciones ya que, en su opinión, la presión fiscal a la que se ven sometidos los operadores de telecomunicaciones en España, es "muy superior" a la que tienen que soportar otros operadores europeos.

Asimelec advierte además que la imposición de una nueva tasa pondría en riesgo "la competitividad" de las empresas de las telecomunicaciones y retrasaría "considerablemente" las inversiones "tan necesarias" en el mercado.

"A diferencia de los países de nuestro entorno, donde los impuestos y las tasas especiales para el sector de telecomunicaciones no superan los tres o cuatro, en España llegan a los siete", apuntó la patronal.

UNA PROPUESTA POLÉMICA

La opción de que los operadores deban afrontar una posible compensación para la televisión pública, en un modelo similar al del sistema de financiación francés en el que se incluye una tasa del 0,9% que debe ser abonada por parte de los operadores de telefonía e Internet, ha provocado gran controversia en el sector.

Para el presidente de Asimelec, Martín Pérez, una nueva tasa penalizaría a un sector que "crea riqueza y empleo" y que es "fundamental" para el desarrollo económico y el cambio de modelo económico que España necesita.

"Es injusto que las operadoras de telecomunicaciones tengan que asumir ahora el desarrollo del sector audiovisual con esta nueva tasa", añadió Pérez, quien matizó que la financiación de la televisión pública debería proceder del sector audiovisual y no del de las telecomunicaciones, que tiene que hacer frente a los gastos de la universalización de la telefonía, como servicio público esencial, entre otros.

El rechazo de la patronal se suma al expresado por el presidente de la Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de España (Aetic), Jesús Banegas, y la de Astel, asociación que representa a 16 de las principales operadoras de telecomunicaciones e Internet. Por su parte, el presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Reinaldo Rodríguez, ha manifestado que dicha posibilidad no es "coherente".