González-Sinde: "Me voy a tomar todo el tiempo que sea necesario para hacer bien el nuevo modelo de Internet"


Francisca Sauquillo, representante del CCU y Ángeles González-Sinde, Ministra de Cultura / Foto: EFE

Francisca Sauquillo, representante del CCU y Ángeles González-Sinde, Ministra de Cultura / Foto: EFE

Ángeles González-Sinde tiene la difícil tarea de “construir un nuevo modelo sostenible de Internet que beneficie a todos”, según sus propias palabras. Para ello anunció tras su toma de posesión en el Ministerio de Cultura que se reuniría con todos los "actores" relacionados con la Red. Hoy ha comenzando haciéndolo con el Consejo de Consumidores y Usuarios, una organización que engloba a asociaciones como AUC, OCU, CEACU, UCE, FUCI, Hispacoop, ASGECO, UNAE y ADICAE. Su portavoz, Francisca Sauqillo, explicó que la propuesta de los consumidores consiste en crear “un sistema de consenso en el que prime el derecho a la accesibilidad y a la privacidad” que además “permita el acceso a la cultura y tenga en cuenta los derechos de los autores”.

La ministra afirmó que España no tiene por qué seguir el mismo modelo que en otros países y que se va a tomar todo el tiempo necesario para hacerlo bien, sin ponerse un plazo al respecto. Dijo que no partirá de ningún planteamiento inicial preconcebido sino escuchando a todas las partes implicadas.

Tras las asociaciones de consumidores tiene previsto reunirse con las asociaciones de padres y con las de mujeres. Aunque es de esperar que también se reúna con las asociaciones de internautas –de las que en España las más representativas son la Asociación de Usuarios de Internet y la Asociación de Internautas– no parece que estén en la lista como prioritarias, a pesar de ser las más directamente implicadas en el tema por su propia naturaleza.

La Asociación de Internautas considera que González-Sinde ha pasado “el muerto” de las descargas P2P a la Moncloa en la que están implicados los intereses de internautas, autores, productoras y operadoras de telecomunicaciones. La AI no confía mucho en la ministra: pidió hace meses su recusación por “conflicto de intereses” debido a que estuvo al frente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España desde 2006 y tiene intereses personales y familiares directos con la gestión de derechos de autor en la industria del cine.

Mientras tanto, hoy mismo la plataforma Todos contra el Canon presentaba un escrito respaldado por tres millones de firmas pidiendo que se debata el canon digital de una forma “más justa y equitativa para compensar a los autores por la copia privada que se hace de sus obras”. La ministra dijo al respecto que con las asociaciones de consumidores no ha tratado ese tema porque “es algo que se va a revisar el año que viene”.