El calzado español, adaptado al gusto nipón en una feria en Tokio

  • Tokio, 18 feb (EFE).- Una feria de calzado español se inauguró hoy en Tokio con zapatos de alta gama adaptados al gusto japonés y destinados a un mercado altamente consumista y amante de las marcas, aunque ahora muy tocado por la recesión económica.

El calzado español, adaptado al gusto nipón en una feria en Tokio

El calzado español, adaptado al gusto nipón en una feria en Tokio

Tokio, 18 feb (EFE).- Una feria de calzado español se inauguró hoy en Tokio con zapatos de alta gama adaptados al gusto japonés y destinados a un mercado altamente consumista y amante de las marcas, aunque ahora muy tocado por la recesión económica.

Veinticinco empresas españolas, la tercera parte de la Comunitat Valenciana, exhiben las últimas tendencias en "Colecciones de Zapatos de España", una primera toma de contacto con los compradores nipones antes de cerrar operaciones en las ferias europeas.

La feria supone una especie de avanzadilla de lo que se podrá ver en las pasarelas de Milán y Madrid en las próximas semanas para la temporada de otoño-invierno 2009-2010.

Las firmas españolas han hecho un esfuerzo para tener terminadas sus colecciones y ofrecerlas "en primicia" a los japoneses, algo que éstos valoran enormemente, según explicó a Efe Imanol Martínez, de la Federación de Industrias del Calzado Español.

Armand Basi, Mascaró, Magrit (Alius) o Pons Quintana son algunas de las marcas que han viajado a Japón en busca de clientes.

Las diferencias entre los mercados español y japonés exige a estos productores crear versiones adaptadas a las costumbres y la moda de Japón, aunque manteniendo las mismas tendencias.

Si en España destacan las plataformas, los tacones muy altos, las formas con mucho volumen y "glamour", a Japón llegan modelos basados en los mismos principios aunque rebajados, hasta conseguir formatos más cómodos.

Así lo explicó a Efe José María Amat, gerente de la empresa Magrit que comercializa con el país asiático desde hace treinta años, para quien Japón ha sido siempre "el mercado más difícil".

Las razones son las cuotas que toda empresa debe pagar para importar sus productos a este país, así como la manera de operar y la forma de distribución, distintas al resto del mundo, indicó.

Esta feria, que se celebra desde hace cinco años con carácter bianual, muestra principalmente calzado femenino de alta gama, pero también tiene algunos "stands" de calzado para hombre y niños, desde "manoletinas" para niñas a elegantes patucos para primeros pasos.

El objetivo de "Colecciones de Zapatos de España" en esta ocasión es mantener los mismos compradores que se alcanzaron en julio de 2008, cuando se lograron mil clientes.

Ahora la apreciación de la divisa japonesa, en casi un 30 por ciento frente al euro desde el verano, permite a los compradores nipones adquirir un mayor número de unidades por el mismo importe.

Por su parte, los vendedores españoles pueden permitirse un incremento del precio en los productos dirigidos a Japón.

En los estantes de la galería ModaPolítica de Tokio, donde estará instalada esta feria hasta el viernes, pueden verse tanto zapatos llanos y cómodos como las conocidas bailarinas, botas altas de estilo campero o sandalias de pronunciado tacón y colores muy vivos para las citas más sofisticadas.

Estos modelos, que se exhiben en colores como el azulón, el verde o el rosa fucsia, aparecen acompañados en la mayoría de expositores de amplios ornamentos en forma de flor o lazo.