La "Fashion Week" se viste de rojo para presentar sus creaciones

  • Nueva York, 13 feb (EFE).- La pasarela neoyorquina se vistió hoy de rojo para comenzar la "Fashion Week" de la mano de famosas como Lynda Carter, Patricia Arquette o Daisy Fuentes, que portaron las creaciones en el color del corazón y de la pasión realizadas para ellas por Vera Wang, Carolina Herrera y Nicole Miller, entre otras.

La "Fashion Week" se viste de rojo para presentar sus creaciones

La "Fashion Week" se viste de rojo para presentar sus creaciones

Nueva York, 13 feb (EFE).- La pasarela neoyorquina se vistió hoy de rojo para comenzar la "Fashion Week" de la mano de famosas como Lynda Carter, Patricia Arquette o Daisy Fuentes, que portaron las creaciones en el color del corazón y de la pasión realizadas para ellas por Vera Wang, Carolina Herrera y Nicole Miller, entre otras.

"La verdad del corazón. Colección Vestido Rojo 2009" ha sido el nombre del primer desfile de la Semana de la Moda de Nueva York, que se celebra desde hoy y hasta el 20 de febrero, y con el que se ha hecho un guiño a las mujeres y a la salud para prevenir las enfermedades del corazón.

Con un desfile protagonizado por actrices, periodistas, modelos y deportistas estadounidenses, muy alejadas en edad, estilo y talla a las modelos de pasarela, las neoyorquinas asistentes a la apertura de la "Fashion Week", muchas vestidas también de rojo, disfrutaron y aplaudieron a unas mujeres que sintieron más cercanas a sus vidas.

"Quiero recordarles que la enfermedad del corazón mata a más mujeres que cualquier cáncer. Es un dato que yo no conocía y va bien saberlo para estar saludables y cuidar de los otros, especialmente la mujer latina, que se preocupa de la familia. Si una no está bien, no puede cuidar a nadie", dijo a Efe la ex modelo cubana Daisy Fuentes, poco antes de desfilar con un diseño de Pamela Rolland.

Los organizadores de esta campaña, dirigida a mujeres de 40 a 60 años, que son las que están en más riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, han querido lanzar el mensaje de que "nunca es demasiado pronto ni tampoco demasiado tarde" para prevenir el peligro.

Por la pasarela de Nueva York, instalada en el céntrico Bryant Park, pasarán en los próximos días las creaciones para el próximo otoño-invierno de 64 diseñadores, cuatro menos que el año pasado por estas mismas fechas, y en un entorno marcado por la crisis económica y la austeridad.

Además de en esa gigantesca carpa instalada en el corazón de Manhattan, a pocos metros de Times Square, convertida por unos días en el centro de la moda, muchos otros diseñadores dan a conocer sus propuestas en otros lugares de la Gran Manzana.

Uno de los primeros en hacerlo ha sido el cubano Alvin Valley, que presentó una colección sobria e inspirada en la mujer británica de los años treinta y cuarenta del pasado siglo, en colores neutros, oscuros, beiges y verdes agua, en chifones, sedas y gasas, en los que destacaron sus impecables cortes de pantalón y las blusas hálter con pequeños volantes, en un guiño a los años que vivió en Sevilla.

"Hay que ser tenaz y tener mucha creatividad para buscar la clientela porque la gente tiene mucho miedo de invertir su dinero, aunque no lo hayan perdido", dijo a Efe Valley, que señaló que aunque ahora su ropa se vende en menos tiendas, también está ahora presente en Londres y abrirá en las próximas semanas tienda en Dubai.

Otro diseñador que presentó su colección de prêt-à-porter en esta primera jornada de la Fashion Week es el francés Max Azria para su marca BCBG, y la semana próxima lo hará para Hervé Léger.

"En esta colección vemos una silueta femenina completamente nueva. Mi inspiración ha sido mi sueño de la mujer en los años veinte y treinta europeos trasladado a un estilo futurista", dijo a Efe el diseñador francés, que definió esta presentación como "muy geométrica y drapeada", y con mucha mezcla de tejidos.

Un debutante en la pasarela neoyorquina, aunque no en Bryant Park, es el español David Delfín, quien presenta esta noche una colección que se llama "Revelations (Revelaciones)", compuesta por 36 diseños, veinte de ellos femeninos, y con los que rinde homenaje a la fotógrafa estadounidense Diane Arbus (1923-1971).

"Es una de mis artistas favoritas. Ha sido el motor de todo este trabajo, porque me siento muy identificado con su pensamiento y su visión de la realidad", explicó a Efe sobre una colección en la que el joven diseñador es más "Davidelfín" (su marca) que nunca.

Las fotografías en blanco y negro de esos personajes de Arbus, a veces rozando lo esperpéntico por la peculiar personalidad de los retratados, "ha sido el punto de partida para esta colección, de hombre y mujer, que es una evolución de los trabajos anteriores".

"Sigue estando presente el blanco y el negro, lo opaco y lo transparente, lo mate y lo brillante... Siempre extremos. Poco a poco conseguimos una identidad Davidelfín", indicó el diseñador, para quien pisar la pasarela neoyorquina ha sido "complicado, pero era tanto el deseo... Es una decisión firme".

Delfín subrayó que la de Manhattan es "una de las pasarelas más importantes del mundo y una ventana a la que todo el mundo mira. El mercado latinoamericano y también el asiático está muy pendiente de lo que pasa aquí".

La próxima semana presentarán sus colecciones talentos ya consagrados como Carolina Herrera, Narciso Rodríguez, Calvin Klein, Donna Karan o Ralph Lauren, entre otros.