La exposición sobre el astrónomo Charles Messier abre sus puertas hoy en Santa Cruz de Tenerife

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 4 (EUROPA PRESS)

La Sala de Arte Los Lavaderos, en Santa Cruz de Tenerife, acoge desde este lunes la exposición 'Y sin embargo no se mueven. Messier', una iniciativa del Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria dentro del programa Septenio del Gobierno de Canarias. La muestra, que se inauguró en este centro en marzo y empieza ahora en Tenerife una itinerancia por todas las islas, está dedicada al astrónomo francés Charles Messier, a través de imágenes de alta calidad de diferentes objetos cósmicos identificados por el científico hace dos siglos.

Charles Messier (1730-1817) estaba interesado en el descubrimiento de cometas pero su fama se debe a los "no-cometas" que descubrió y catalogó, según informó el Gobierno canario. Con los telescopios de la época los cometas se veían como difusas manchas que, con el paso del tiempo, cambiaban de posición con respecto a las estrellas del fondo, que permanecían fijas. Para calcular la órbita de estos objetos, los astrónomos debían encontrar y anotar la posición del cometa durante varias noches. Si el objeto detectado no era un cometa, la pérdida de tiempo era considerable y era fácil confundirse.

"En el firmamento existen multitud de objetos que, con los telescopios del siglo XVIII, presentaban el mismo aspecto que los cometas. Al intentar seguir su movimiento, los astrónomos descubrían con gran decepción que estos no se movían, siempre eran localizados en las mismas coordenadas, por lo que además habían malgastado su tiempo", detalla la información de la Viceconsejería de Cultura.

En este contexto, Messier se propuso localizar a todos estos no-cometas, en un principio para facilitar la labor de búsqueda de los cometas verdaderos. En 1774 publicó el Catálogo de Nebulosas y Cúmulos de Estrellas, referido a la visión de 45 objetos entre las estrellas fijas sobre el horizonte de París. El catálogo llegó a 103 objetos en su última edición, pero revisando las notas del propio Messier éste alcanzó los 110, cuando se incluyó en 1966 una pequeña galaxia satélite a la de Andrómeda.

Los objetos Messier incluyen multitud de formaciones del Universo entre las que se encuentran galaxias de varios tipos, cúmulos de estrellas, remanentes de supernovas o nebulosas planetarias. En la actualidad siguen siendo famosas entre los astrónomos aficionados ya que pueden ser vistas con prismáticos o telescopios relativamente pequeños.

De esta manera, la exposición ofrece una interesante galería de imágenes, captadas desde modernas infraestructuras astrofísicas de los principales centros de investigación de la actualidad, correspondientes a estos objetos catalogados con los que Charles Messier contribuyó a los avances en investigación astrofísica en pleno Siglo de las Luces.