"La poesía te lleve más rápido adonde quieres llegar, pero no siempre la tienes a mano"

LOGROÑO, 22 (EUROPA PRESS)

"La poesía te lleva más rápido adonde quieres llegar, pero no siempre la tienes a mano". Con estas palabras Andrés Trapiello (León, 1953) subraya la aportación de la poesía con respecto al resto de géneros literarios que también cultiva este autor.

Trapiello compara la poesía con "un vehículo potentísimo" que, sin embargo, "no siempre está disponible". Con ello incide en que la poesía "o es obra o no vale nada", es decir, "o es realmente algo de creación o no sirve absolutamente para nada".

El escritor afincado en Barcelona ha visitado hoy Logroño para participar en la undécima edición de las Jornadas de Poesía en Español, que incluye una sesión de lectura esta tarde en la Casa de los Periodistas, a partir de las 20.00 horas.

La vinculación de este polifacético autor con la poesía se dio a conocer en 1980 cuando publicó su primer libro de poemas, con el título 'Junto al agua'. Desde entonces ha escrito un total de ocho libros de poesía, que se suma a su amplia obra, que incluye novela, memorias y diarios, además de dedicarse al ámbito de la edición.

Reconoce haber tenido "pocos maestro, pero bien escogidos". Entre ellos destacan Miguel de Unamuno, Juan Ramón Jiménez y Antonio Machado, además de los foráneos Giamo Leopardi o Emily Dickinson.

"Mi poesía trata de hacer justo lo que decía Unamuno, piensa el sentimiento y siente el pensamiento", declara. Con ello incide en que pretende siempre "buscar un interlocutor" para "que se entienda y sea sentimentalmente accesible", al tiempo que hable de "verdades indemostrables".

PRESENCIA EN LOGROÑO

Trapiello acude por segunda ocasión a las Jornadas de Poesía en Español que desde hace once años se desarrollan en la capital riojana. En su opinión, se trata de un certamen "muy bien organizado" por "gente sensible, culta y delicada" por lo que recomienda que se impartan desde aquí cursos para "enseñar cómo deben hacerse este tipo de actividades".

"La poesía debe estar en todos los géneros", sostiene, al tiempo que considera difícil compaginar la faceta de lector y escritor. "Galdós y Tolstoi no podían ser grandes lectores" puesto que apenas disponían de tiempo más allá de escribir la amplia obra que acumularon en sus vidas.

Sobre la poesía insiste en que "se presenta de manera muy autónoma". "La poesía o nace entera o no vale nada". Al menos, es así la forma en la que él la siente.

Por último reitera que el creador "no puede ser vanidoso", puesto que se trata de un "don" que se le concede y en ningún caso de algo que surja de su interior. "La vanidad de un autor es inversamente proporcional al valor de su obra", apostilla.