Carod-Rovira subraya que "no hay lengua ni cultura catalanas sin Baleares" y que sin ellas el IRL estaba "incompleto"

Afirma que el relanzamiento del IRL "es nuestra victoria, la de la cultura, el diálogo y la libertad" PALMA DE MALLORCA, 10 (EUROPA PRESS) El vicepresidente de la Generalitat de Catalunya y vicepresidente del consorcio Institut Ramon Llull (IRL), Josep Lluís Carod-Rovira, subrayó hoy, durante la inauguración de la sede del organismo en Palma, que "no hay lengua ni cultura catalanas sin Baleares", por lo que afirmó que la ruptura producida dentro del organismo en 2004, con la salida del Govern de Jaume Matas del consorcio, "nunca tenía que haber pasado". Así lo resaltó durante el discurso que pronunció ante más de un centenar de representantes de la política balear y la cultura que asistieron al acto, donde en la misma línea aseveró que sin las islas el organismo "estaba incompleto y no podía cumplir sus objetivos". No obstante, puntualizó que "aún queda mucho camino por recorrer, pero sólo lo ganaremos y nos acercaremos al horizonte si lo hacemos juntos". Carod-Rovira recordó asimismo que tal día como hoy, pero de 1939, el ejército franquista llegó a la frontera con Francia y fue entonces "cuando se acabó la guerra en Catalunya, y mucha gente pensó que también se había acabado la esperanza". "Pero no", enfatizó enérgicamente Carod-Rovira, al afirmar que setenta años después el relanzamiento del IRL "es nuestra victoria, la de la cultura, el diálogo y la libertad". "Hemos ganado", prosiguió el vicepresidente del organismo, manifestando que en estos momentos la lengua y la cultura "no son más de unos que de otros". En esta misma línea, remarcó que "hace tiempo era impensable un acto de estas características aunque, pese a las dificultades y desesperanzas que nos hemos encontrado, finalmente se ha impuesto el sentido común". Por su parte, el presidente del Govern balear y al vez también presidente del consorcio del IRL, Francesc Antich, aplaudió que "se haya retomado el camino en la trayectoria del Institut", al tiempo que abogó por arraigar la institución en cada una de las islas. "Es un camino que debe fructificar en beneficio de nuestro patrimonio cultural y lingüístico en un mundo cada vez más globalizado", recalcó el jefe del Ejecutivo autonómico. DEFENDER LA LENGUA "SIN DISCREPANCIAS POLÍTICAS" A su vez, recalcó la necesidad de "utilizar el sentido común para defender la lengua fuera de las discrepancias y discusiones políticas", además de mostrar al exterior "todo lo que tenemos, que es mucho". Previamente había hablado la directora adjunta del IRL en Palma, Fanny Tur, quien apuntó que "hemos recorrido un camino largo y profundo y ahora es necesario difundir en el exterior nuestro patrimonio, lazo entre territorios con siglos de historia". Al acto de inauguración, que incluyó un recorrido por las dependencias de la sede, estuvieron presentes, entre otros asistentes, la portavoz del Govern, Joana Barceló, los consellers de Presidencia, Albert Moragues, de Educación y Cultura, Bàrbara Galmés, y de Movilidad y Ordenación del Territorio, Biel Vicens, además del conseller insular de Interior, Joan Lladó, la directora general de Política Lingüística, Margalida Tous, y el portavoz parlamentario del Bloc, Biel Barceló.