Educación dice que el Plan de Normalización es útil para el consenso lingüístico, pero no "una obligación legal"

El BNG pide al conselleiro que no obre como un "soldado de la FAES" y acusa a la Xunta de "dinamitar" los pactos sobre lengua

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 (EUROPA PRESS)

El conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, aseguró hoy que el Plan Xeral de Normalización Lingüística de Galicia es un "documento de trabajo" que resultar "útil" en la búsqueda de un "consenso lingüístico", pero destacó que no constituye "una obligación legal".

El titular de Educación respondió de este modo a una pregunta oral formulada por el diputado del BNG Bieito Lobeira sobre el "respeto" a los derechos y libertades en el uso del idioma gallego. "El Plan de Normalización Lingüística es un compendio de voluntades y medidas que hay que concretar", afirmó, y agregó que, aunque hace "aportaciones positivas" para el consenso, es "un remolino de ideas" que necesita concreción.

Así, insistió en que el Gobierno de la Xunta derogará el decreto que regula el uso del gallego en la enseñanza y que consultará a los padres sobre la lengua en la que quieren que sean escolarizados sus hijos, algo para lo que los miembros del Ejecutivo sienten "respaldados" por los resultados electorales.

Los gallegos "hablaron alto y claro; quieren bilingüismo, consenso, libertad y un nuevo decreto del gallego", sostuvo, tras lo que instó al BNG a "que dejen de gritar" y se sumen a esta actitud. Además, replicó a los diputados nacionalistas que "libertad es lo que reclama este ala de la Cámara", en referencia a la parte del hemiciclo ocupada por los 'populares'.

Vázquez acusó al Bloque de tener como objetivo "derrocar" al Gobierno gallego, algo que dijo entender únicamente en términos políticos e insistió en que al PP no se le puede imputar "falta de libertad".

El conselleiro defendió que los principios que guiarán la acción de la Xunta serán la búsqueda de consenso y que los alumnos conozcan tanto gallego como castellano, así como abrir la vía para una tercera lengua.

PACTOS "DINAMITADOS"

Por su parte, Lobeira manifestó su "preocupación" por que en las primeras semanas del nuevo Gobierno los pactos en torno a la lengua "están siendo literalmente dinamitados" y citó los ámbitos educativo, las pruebas de acceso para los trabajadores de la Administración y la posibilidad de admitir como oficiales topónimos castellanizados "impuestos en su día por el franquismo".

Asimismo, expresó su "convencimiento" de que "la mayoría" de la sociedad, hable o no gallego, "quiere a su idioma", que está "vetado" todavía en determinados ámbitos, como el de la Justicia. En este sentido, reprochó que únicamente el tres por ciento de las sentencias dictadas en 2008 estaban en gallego. "Tenemos un tres por ciento cordial y armónicamente", ironizó.

Lobeira se dirigió al conselleiro, además, para recordarle que forma parte del Gobierno de Galicia y tiene que obrar en consencuencia y "no como un soldado disciplinado de la fundación FAES".