El Instituto de Lexicografía de la RAE estudiará la denominación de chapurreado (chapurreau) para el aragonés oriental

ZARAGOZA, 24 (EUROPA PRESS) El Instituto de Lexicografía de la Real Academia Española (RAE) estudiará la denominación de chapurreado (chapurreau) para las modalidades lingüísticas aragonesas de la zona oriental de Aragón a petición de la Plataforma No Hablamos Catalán. Durante este mes de marzo y tras diferentes reuniones, las 45 entidades que conforman la Plataforma No Hablamos Catalán, dedicada a la defensa de las modalidades lingüísticas aragonesas, consensuaron una doble petición para que la RAE incorporara al Diccionario español la palabra "chapurreado" como término que la gran mayoría de aragoneses de la zona oriental así como del resto de Aragón utilizan para referirse a las modalidades lingüísticas del este aragonés. Además, la petición es doble puesto que la Plataforma también consensuó que en el verbo castellano "chapurrear" recogiera una nueva acepción que fuera la de "hablar el chapurreado". El responsable de realizar ambas peticiones ha sido el presidente de la Plataforma, Lorenzo Pastor, quien afirma que esto es "un paso más para la dignificación de las modalidades lingüísticas que se hablan en nuestra tierra". Asimismo, los secretarios de Comunicación de la Plataforma, Raúl Vallés y Héctor Castro, coinciden en señalar que "este término siempre ha sido utilizado para referirse a nuestra lengua de una manera positiva y nunca peyorativa como ahora intentan hacer creer algunos pancatalanistas". En los pueblos orientales de la provincia de Teruel se utiliza la palabra "chapurriau" mientras que en los de Huesca se usa la forma "chapurreat" para referirse al aragonés oriental. El "chapurreau" siempre ha sido utilizado por sus hablantes como signo diferenciador de catalán y castellano. Una vez hecha esta doble petición por parte de la Plataforma, la Real Academia Española ha trasladado la propuesta al Instituto de Lexicografía de la propia Academia que será quien decida sobre ello, según informa la Plataforma aragonesa en defensa de las modalidades orientales No Hablamos Catalán. La Plataforma recuerda que según datos del Estudio Sociolingüístico de la Franja Oriental de Aragón, elaborado por la Universidad de Zaragoza en 1995, el 47% de los ciudadanos del Aragón oriental denomina chapurreao a su lengua, un 32% la denomina conforme al nombre de su localidad: maellano, fragatino, tamaritano y aguavivano, entre otras Un 11% utiliza otras denominaciones como: fabla, aragonés verdadero, patués, y valenciano y tan sólo un 10% lo denominó catalán. De todo ello, deducen que el 90% de los encuestados "tienen claro que lo que se habla en su tierra no es catalán. Así de rotundo y así de claro", concluyen.