El PP ratifica que Feijóo "cumplirá" sus compromisos electorales y garantizará la "libertad" en materia lingüística

Afirma que la Xunta es "consciente" de que tiene mandato legal de "fomentar" el gallego y cree que el nuevo decreto será "positivo"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Manuel Ruiz Rivas, evitó hoy interpretar el significado de la multitudinaria manifestación en defensa "del derecho a vivir en gallego" que tuvo lugar ayer en Santiago y se limitó a ratificar que la Xunta, con Alberto Núñez Feijóo al frente, "cumplirá" sus compromisos electorales y garantizará la "libertad" en materia lingüística.

"El PP siempre ha hablado de libertad y nunca de imposición", sentenció tras reunirse con el grupo parlamentario y subrayó que la decisión de Feijóo de derogar el decreto del gallego en la enseñanza aprobado por el anterior Gobierno bipartito pretende potenciar "la armonía" entre gallego y castellano, como lenguas cooficiales en la comunidad.

En este escenario, el portavoz parlamentario del PPdeG defendió que el Ejecutivo autonómico es "consciente" de que Galicia cuenta "con una lengua propia" --en referencia al gallego-- y de que debe "cumplir" el mandato legal de "fomentarla". "Es lo que se va a hacer", insistió y concluyó que la Xunta concretará la elaboración de un decreto "más positivo" para alumnos, padres y profesores.

Así se pronunció Ruiz Rivas al ser preguntado por la movilización convocada por A Mesa pola Normalización Lingüística, que concentró ayer en Santiago a más de 20.000 personas, entre las que se encontraban personalidades de la política, de la cultura y de la sociedad de Galicia, para exigir que se respete el "derecho a vivir en gallego" y contra la política lingüística de la actual Xunta.

La numerosa manifestación, pese a las condiciones climáticas que registró la capital gallega con intensa lluvia que dio tregua por momentos, partió a las 12.30 horas --con media hora de retraso a causa de la enorme masa de asistentes-- de la Alameda compostelana e iba encabezada por un grupo de niños que llevaban una pancarta con el lema 'Señor Feijóo, queremos jugar y aprender en gallego', para pedirle al presidente de la Xunta que no derogue el decreto que regula el uso del gallego en la enseñanza.